El País

135

habitantes/km2

70%

de la población tiene menos de 30 años de edad

29.6%

de personas viven en pobreza extrema

49.8%

de niños menores de cinco años sufren de desnutrición crónica

71

años es la esperanza de vida

4

años es el promedio de escolaridad

Guatemala en breve

Introducción

volcanVolcán de Tajumulco en el Departamento de San Marcos. Carmen Morales PNUD Guatemala.

Guatemala se sitúa en el istmo centroamericano con una extensión territorial de 108, 889 km2 y está limitada al oeste y norte por México, al este con Belice y el golfo de Honduras, al sureste con Honduras y El Salvador, y al sur con el Océano Pacífico. El territorio se encuentra integrado por 22 departamentos, los cuales se dividen en 331 municipios. Su capital es la Ciudad de Guatemala.  El territorio del país está asentado en tres placas tectónicas que provocan frecuentes movimientos sísmicos de diversa intensidad.

Historia de Guatemala

Cuadro historia Guatemala Del pueblo, por Víctor Manuel Aragón Caballeros, Juan de Dios González y Miguel Ángel Ceballos Milián, en el Congreso de la República. Fuente: Prensa Libre

Guatemala declaró su independencia de la Corona española en 1821, poniendo fin a su estatus de colonia desde 1524.   Sin embargo, el nuevo orden de las élites criollas mantuvo el carácter colonial basado en un modelo de producción agrícola que contaba con el trabajo forzado de los indígenas para la producción.

A pesar de importantes reformas que sentaron las bases para la construcción de un Estado nacional a partir de 1871, no es hasta 1944 con la Revolución de Octubre que se marca la transición entre el Estado liberal y el Estado desarrollista. El Informe Nacional de Desarrollo Humano 2009-2010 Guatemala:  hacia un Estado para el Desarrollo Humano, identifica seis etapas decisivas en la historia del país desde el momento de su independencia en 1821 hasta 1985, momento en que se lleva a cabo una transición a la democracia. 

Estado Desarrollista

Entre 1944 y 1954, Guatemala conoció un programa político que sentó e impulsó bases igualitarias y democráticas.  El alzamiento del 20 de octubre dio paso a la promulgación de la Constitución de la República de 1945, la cual estableció la nacionalidad ampliada y el marco para impulsar condiciones democráticas.  

El triunfo electoral del candidato de la Revolución, doctor Juan José Arévalo en 1944, y de su sucesor, coronel Jacobo Arbenz, en 1951  consituyeron los primeros poderes civiles democráticos producto de elecciones. Ese apoyo surgió de la movilización y organización de los sectores populares, obreros y campesinos encabezados por partidos de clase media.  

El gobierno de Arévalo estableció medidas que alteraron los patrones tradicionales, situando al trabajador en una condición más independiente y al Estado como eje de la vida social.  El gobierno de Arbenz, sin embargo, en un contexto de guerra fría, al intentar una reforma agraria que pretendía modernizar las relaciones de trabajo en la agricultura, encontró la resistencia de la oligarquía y de grandes corporaciones estadounidenses, particularmente de la UFCO.  

Etapa Autoritaria e Inicio del Conflicto Armado

La etapa autoritaria del Estado inició en 1954 tras el derrocamiento de Arbenz. Los espacios de participación política, social y económica conocidos en la década precedente fueron revertidos y reprimidos, inspirado por el anticomunismo.

Para mediados de los 60s, se había consolidado un movimiento guerrillero como resultado del profundo descontento por el fin abrupto del proyecto nacional-popular, el cual había dado pasos determinados hacia la obtención de cambios estructurales, así como resultado de la represión militar desatada.

Guatemala conoció 36 años de conflicto armado interno (1960-1997), caracterizado como uno de los más crudos y violentos de la región.  La Comisión de Esclarecimiento Histórico estableció 200,000 víctimas del conflicto a lo largo de esas décadas.


Transición a la Democracia
 
Guatemala se unió más recientemente a los países en transición a la democracia en 1985 con el traspaso democrático del poder de manos militares a civiles, el primero tras un largo período de gobiernos autoritarios.   

La movilización social que se organizó en respuesta a la represión, las reinvindicaciones por el respeto a los derechos humanos y grupos organizados en torno a las demandas para esclarecer las graves violaciones cometidas, además del agotamiento de un sistema político-militar, entre otros, propiciaron las condiciones para una apertura democrática.  

La Constitución de 1985, aún vigente, llevó a cabo importantes reformas para promover la participación social y política, consolidando la creación de tres instituciones garantes de la democracia:  el Tribunal Supremo Electoral, la Corte de Constitucionalidad y la Procuraduría de los Derechos Humanos, además de otras provisiones para los organismos ejecutivo, legistivo y judicial, entre ellas la no reelección tras mandato presidencial.  

El presidente electo, Vinicio Cerezo, a los pocos meses de asumir el cargo inició los primeros pasos para establecer un marco para la paz en Centroamérica con el acompañamiento del Grupo de Contadora y de los organismos internacionales OEA y ONU.

Logros

monumento a la pazMonumento a la Paz. Guatemala firmó el Acuerdo de Paz Firme y Duradera el 29 de diciembre de 1996. Foto de silvia. ma aragon. PNUD Guatemala.

 

La firma de la Paz

 

El Acuerdo de Paz Firme y Duradera fue firmado el 29 de diciembre de 1996 poniendo fin a 36 años de enfrentamiento armado. Doce acuerdos en total fueron firmados entre 1991 y 1996 para resolver los principales problemas del país, incluyendo acuerdos operativos relativos al cese al fuego, la desmovilización y el reasentimiento de la población desarraigada,  así como los acuerdos más sustantivos que contemplan reformas socioeconómicas, políticas y relativas a los derechos de los pueblos indígenas, entre otros.  

 

Tras tres décadas de conflicto armado, la Asamblea de la Sociedad Civil con amplia representación de movimientos y grupos sociales, Gobiernos, ejército y la Unidad Revolucionara Nacional Guerrillera URNG concertaron planteamientos sobre una visión conjunta de país expresada, entre otros, en el Acuerdo de Paz Firme y Duradera:

 

El reconocimiento de la identidad y derechos de los pueblos indígenas es fundamental para la construcción de una nación de unidad nacional multiétnica, pluricultural y multilingüe. El respecto y ejercicio de los derechos políticos, culturales, económicos y espirituales de todos los guatemaltecos es la base de una nueva convivencia que refleje la diversidad de su nación.

 

La paz firme y duradera debe cimentarse sobre un desarrollo socioeconómico participativo orientado al bien común, que responda a las necesidades de toda la población. Dicho desarrollo requiere de justicia social como uno de los pilares de la unidad y solidaridad nacional, y de crecimiento económico con sostenibilidad, como condición para atender las demandas sociales de la población.


El Estado y los sectores organizados de la sociedad deben aunar esfuerzos para la resolución de la problemática agraria y el desarrollo rural, que son fundamentales para dar respuesta a la situación de la mayoría de la población que vive en el medio rural, y que es la más afectada por la pobreza, las iniquidades y la debilidad de las instituciones estatales.

Retos

jóvenes marchan por la pazGuatemala continúa su marcha por consolidar la paz y ampliar las oportunidades de todos los y las guatemaltecas. Foto PNUD Guatemala.

 

A pesar de contar con avances sustantivos, incluyendo el no retorno al enfrentamiento armado, la Agenda de la Paz y la consolidación de un proceso democrático no han procesos lineales. 

 

La implementación de los acuerdos de paz ha sufrido reveses vinculados a la correlación de fuerzas políticas y económicas del país, lo cual se ha expresado de varias maneras:  a) el "No"derivado de una consulta popular realizada en 1999 imposibilitó reformas constitucionales básicas para la implementación de los acuerdos; b) si bien ha habido intentos de retomar  la reforma fiscal, estos no se ha traducido en un aumento de la carga impositiva que dé verdaderas oportunidades al Estado guatemalteco para una efectiva redistribución, inversión social, tecnológica y en la diversificación de actividades productivas que beneficien a todos; c) la concentración de la tierra continúa imposibilitando mejores medios de vida, entre otros. 

 

Además de los retos derivados de una agenda de la paz inconclusa, Guatemala enfrenta retos de cara a la globalización, a la competitividad internacional, a un crecimiento económico significativo de la región Latinoamericana que no se ha traducido necesariamente en mejor salud, educación y empleo para todos, al crecimiento demográfico concentrado en áreas urbanas, a la migración interna e internacional, a la lucha por el manejo de los recursos naturales, al cambio climático y desastres naturales, así como a la necesidad de repensar los modelos de producción para el desarrollo sostenible del país y del planeta que coloquen al ser humano al centro de los mismos. 

 

Hoy en día, de manera más específica, Guatemala tiene retos pendientes e inmediatos que incluyen, entre otros: una Reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos para promover la institucionalidad democrática y la participación social; el fortalecimiento del Sistema Nacional de Consejos de Desarrollo basados en la potenciación y ordenamiento que propicie la descentralización del Estado y el desarrollo rural; consolidar un estado de derecho, la reconciliación y la promoción de una cultura de paz; fortalecer una Policía Nacional Civil eficiente y que amplíe sus funciones de protección a la ciudadanía en su conjunto; el pleno reconocimiento y respecto de la multiculturalidad e interculturalidad, así como el combate a la discriminación y el raciso. 

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe