Programa de Acompañamiento a la Justicia de Transición -PAJUST-

¿De que se trata el proyecto?

exhumacion
Mas de 30 años despues de su muerte, la comunidad de El Granadillo, Ixtahuacán, vela los restos de nueve hombres víctimas del conflicto armado interno. Velorio, 25 de febrero 2013. Foto Caroline Trutmann.

 

Objetivo

El Programa de Acompañamiento a la Justicia de Transición -PAJUST- apoya el desarrollo de capacidades del Estado y de la sociedad civil para el ejercicio integral de los derechos a la verdad, justicia y reparación a víctimas del conflicto armado interno de Guatemala, y promueve medidas para la no-repetición de graves violaciones a los derechos humanos en el futuro.  

El Programa se basa en los estándares y principios internacionales de derechos humanos en la materia y aplica el enfoque de derechos en el diseño de su programación. 

PAJUST apoya procesos de fortalecimiento institucional en diversas entidades estatales para el cumplimiento de sus obligaciones hacia las víctimas, y promueve una coordinación y articulación constante entre entidades para potenciar las acciones de cada uno y lograr mayor integralidad en la atención a las víctimas.  

Por otro lado, PAJUST apoya iniciativas de organizaciones de la sociedad civil para empoderar a las víctimas en el ejercicio de sus derechos y contribuir, a través de alianzas con entidades estatales en diversas formas, al desarrollo de leyes, políticas públicas, programas u otros instrumentos para mejorar la respuesta del Estado y promover mayor sostenibilidad. 

Líneas de acción

La estrategia se basa en cinco componentes: 

Derecho a la Verdad:   El Programa apoya al Archivo Histórico de la Policía Nacional -AHPN- para recuperar, sistematizar, analizar y dar acceso al público a la información contenida en el archivo.

Hasta 2012, el Programa apoyó, además, a la Dirección de los Archivos de la Paz de la Secretaría de la Paz -SEPAZ- para recuperar y dar acceso al público a diversos archivos relacionados con el esclarecimiento del enfrentamiento armado interno. 

Derecho a la Justicia:   El Programa apoya el proceso de fortalecimiento institucional de la Fiscalía de la Sección de Derechos Humanos –FSDH- del MP y de la Unidad de Averiguaciones Especiales de la Procuraduría de Derechos Humanos -PDH- para la investigación y persecusión penal de graves violaciones a los derechos humanos. El apoyo a las instituciones estatales se complementa con apoyo a organizaciones de la sociedad civil que participan como querellantes adhesivos o entidades asesoras para las víctimas en una selección de casos paradigmáticos de violaciones a los derechos humanos. PAJUST sirve además de espacio de convergencia y coordinación entre los operadores de justicia encargados de la investigación de los casos emblemáticos y las organizaciones de la sociedad civil.

Derecho a la Reparación:  el Programa apoya el proceso de fortalecimiento del Programa Nacional de Resarcimiento para aumentar sus capacidades de brindar el resarcimiento integral a víctimas del enfrentamiento armado.  El Programa apoya, asimismo, a la Fundación Antropológica Forense de Guatemala -FAFG- para realizar investigaciones antropológicas forenses como un aporte fundamental a la dignificación y reparación de las víctimas, así como al esclarecimiento de la verdad y a la administración de la justicia.  Este trabajo se contempla con apoyo a organizaciones sociales que brindan acompañamiento jurídico y psico-social a las víctimas en procesos de exhumaciones e inhumaciones.

Derecho a medidas de No Repetición

El Programa fortalece las medidas que aseguren que las violaciones cometidas no vuelvan a ocurrir y promueve una cultura de respeto a los derechos humanos, de manera que se genere además la restitución de la confianza en las instituciones públicas.  Las acciones incluyen apoyo a la COPREDEH para fortalecer el cumplimiento por parte del Organismo Ejecutivo de los derechos humanos, así como su rol en la atención a conflictos sociales mediante un Sistema de Alerta Temprana para la Prevención de Conflictos Sociales. El Programa apoya además al Instituto Internacional de Aprendizaje para la Reconciliación Social -IIARS- para la implementación de procesos de sensibilización sobre relaciones inter-étnicas y reconciliación nacional mediante una exposición interactiva, materiales pedagógicos y procesos de formación. 

A los cuatro componentes descritos se agrega el de una Red Articuladora para la Justicia de Transición que promueve y potencia la articulación y coordinación entre los socios de la sociedad civil y del Estado como mecanismo de creación de confianza, mutuo respeto y sinergías que encaminen resultados más contundentes en el ejercicio  de los derechos de la justicia de transición.

¿Cuáles son los desafíos?

PNR
Día de la Dignificación de las Víctimas del Conflicto Armado Interno, San Ildefonso Ixtahuacán, Huehuetenango, 25 febrero 2013. PAJUST apoya al Programa Nacional de Resarcimiento para la implementación del resarcimiento integral a víctimas del conflicto armado interno. Foto Caroline Trutmann.

 

A raíz de la firma de los Acuerdos de Paz y la presentación del Informe de la Comisión de Esclarecimiento Histórico en 1999, el país ha venido realizando esfuerzos para promover y garantizar los derechos a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas de un conflicto armado que duró 36 años entre 1960 y 1996. El Acuerdo sobre el Esclarecimiento Histórico firmado en 1993 determinó establecer una comisión con el objetivo de esclarecer las violaciones a los derechos humanos vinculados al conflicto armado, de elaborar un informe y de hacer recomendaciones para preservar la memoria de las víctimas, así como fomentar una cultura de paz.

El Informe titulado Guatemala, Memoria del Silencio de la CEH registró un total de 42,275 víctimas de graves violaciones a los derechos humanos, incluyendo hombres, mujeres y niños, e identificó que 83% de las víctimas eran mayas y 17% ladinos.  La CEH documentó las graves violaciones a los derechos humanos, incluyendo la violencia sexual perpetrada contra mujeres, masacres, operaciones de tierra arrasada, secuestro y ejecución de autoridades, líderes mayas, guías espirituales, mujeres y hombres, todo lo cual ha causado secuelas profundas a víctimas directas, a sus familias y a comunidades enteras.

Las fuerzas del Estado y grupos paramilitares fueron responsables del 93% de las violaciones documentadas por la CEH.  La Comisión concluyó además que el 91% de las violaciones se cometieron del año 1978 a 1984 y estimó que el saldo en muertos y desaparecidos llegó a más de 200,000 personas combinando estos datos con otros estudios.

Desde la firma de los Acuerdos de Paz ha habido avances significativos en el proceso de justicia de transición, tales como la recuperación y el acceso a miles de documentos del Archivo Histórico de la Policía Nacional, en cumplimiento con el derecho a la verdad; procesos de reforma y modernización del sistema de justicia y el logro de sentencias condenatorias contra autores materiales e intelectuales de graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante el conflicto, en aporte al derecho a la justicia; la realización de cientos de exhumaciones para la recuperación, identificación y dignificación de víctimas del conflicto armado interno; la facilitación de diversas medidas de resarcimiento a víctimas a nivel nacional en realización del derecho a la reparación; avances en el fotalecimiento del marco de los derechos humanos y su cumplimiento, como una medida de no-repetición. 

A pesar de avances importantes, persisten, sin embargo, desafíos en el entendimiento y aplicación integral por parte del Estado de los cuatro componentes de la justicia de transición:  verdad, justicia, reparación y no-repetición, en relación con la coordinación institucional necesaria para su plena realización, y en relación con las capacidades institucionales para cumplir con sus obligaciones de realizar los derechos de las víctimas, así como en los conocimientos y capacidades de las víctimas para reclamarlos.  Existen desafíos también para lograr que la sociedad guatemalteca en términos más amplios conozca la historia del conflicto armado interno, y la importancia del proceso de la justicia de transición para superar sus secuelas y contribuir a consolidar un futuro de paz. 

Resultados



museo Rabinal
PAJUST apoya iniciativas de dignificacíon de la memoria historica, como el Museo Comunitario de la Memoria Historica en Rabinal. Foto Caroline Trutmann.

La aplicación del enfoque integral de la justicia de transición ha demostrado ser un pilar fundamental para el fortalecimiento de un Estado de Derecho que contribuya a superar las condiciones que generaron el conficto armado y responda a las consecuencias y secuelas del mismo. 

El desarrollo de capacidades institucionales y sociales para el respeto y ejercicio de los derechos humanos ha promovido a su vez las medidas de no repetición y la reconciliación social. 

Alianzas


PAJUST APOYA LA RECUPERACIÓN DE ARCHIVOS DEL ARCHIVO HISTORICO DE LA POLICIA NACIONAL PARA PONERLOS A LA DISPOSICIÓN DEL PUBLICO. FOTO CAROLINE TRUTMANN.

Socios estatales

Ministerio de Cultura y Deportes (Archivo General de Centro América – Archivo Histórico de la Policía Nacional); la Secretaría de la Paz, Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en material de Derechos Humanos –COPREDEH- y el Programa Nacional de Resarcimiento –PNR-; Ministerio Público; y la Institución del Procurador de los Derechos Humanos –IPDH-.

Socios no estatales

Asociación Bufete Jurídico Popular -A.B.J.P.-; Acción Ciudadana; Asociación Aikemab' Rech K'aslemal -AJKEMAB-; Asociación Campesina para el Desarrollo Integral Nebajese -ASOCDENEB-; Asociación Comunitaria Organizada de Desarrollo de la Población Desarraigada en la Región Ixil Organización No Gubernamental -ACOPRI-; Asociación Consejo Nacional de las Comunidades para el Desarrollo Integral de Guatemala -CONCODIG-; Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Guatemala -FAMDEGUA-; Asociación Movimiento de Víctimas para el Desarrollo Integral del Norte de Quiché -ASMOVIDINQ-; Asociación para el Desarrollo de Integral de las Víctimas de Violencia de las Verapaces Maya Achí -ADIVIMA-; Asociación Q'anil Maya Kaqchikel -ASOQ'ANIL-; Bufete Jurídico de Derechos Humanos -BJDH-; Centro de Análisis Forense y Ciencias Aplicadas -CAFCA-; Centro de Estudios Documentación de la Frontera Occidental -CEDFOG-; Centro de Estudios de Guatemala -CEG-; Centro Internacional de Investigaciones en Derechos Humanos -CIIDH-; Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos -CALDH-; Colectiva de Investigaciones Sociales y Labores -COISOLA-; Comisión Internacional de Juristas -CIJ-; Conferencia Nacional de Ministros de la Espiritualidad Maya de Guatemala -OXLAJUJ-AJPOP-; Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala -CONAVIGUA-; Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial -ECAP-; Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales -FLACSO-; Fundación de Antropología Forense de Guatemala –FAFG-; Fundación Myrna Mack -FMM-; Fundación Rigoberta Menchú Tum -FRMT-; Grupo de Apoyo Mutuo -GAM-; Impunity Watch; Instituto Internacional de Aprendizaje para la Reconciliación Social -IIARS-; Liga Guatemalteca de Higiene Mental -LIGA-; la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala –ODHAG-; Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de Guatemala –UDEFEGUA-; Tierra Nueva ONG. 

Rol del PNUD

Desde 1998 el PNUD ha apoyado diversos procesos encaminados a implementar las recomendaciones de la CEH.  La justicia de transición se basa en los principios y directrices básicos sobre el derecho de las víctimas de violaciones según las normas nacionales e internacionales de derechos humanos y de violaciones graves del derecho internacional humanitario.

Financiamiento

Fondos US$
USAID, Países Bajos, Suecia
21,428,214
Panorama de Proyecto
Estado
Activo
Fecha de Inicio
Enero 2010
Fecha de finalización
Diciembre 2014
Cobertura geográfica
Nacional
ODM
Fomentar una asociación mundial para el desarollo.
Socios
SEPAZ, MICUDE, Ministerio de Cultura, Archivo General de Centro America, IPDH, FAFG, IIARS, y el PNUD.
Donantes
Embajadas de Suecia, Países Bajos y Dinamarca y USAID.
Oficial de Programa
Manuela Sessa
Coordinadora Pajust
Elizabeth Turner
Documentos relacionados
Documento de proyecto
Acuerdos de Paz
Acuerdos de Paz

Los Acuerdos de Paz fueron firmados entre el Gobierno de Guatemala y la Unidad Revolucionaria Guatemalteca -URNG-, con amplia participación de la Asamblea de la Sociedad Civil, para solucionar las causas de un conflicto armado interno que duró 36 años (1960-1996). 

Más
Informe Comisión de Esclarecimiento Histórico
thumbnail

Informe CEH Guatemala: Memoria del Silencio.

Más
Nuestras Historias
Una madre puede descansar en paz 31 años después de su muerte

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- está ayudando a las familias que cuentan con alguno de sus integrantes dentro de los más de 45,000 desaparecidos para descubrir cuál fue el destino de éstos seres queridos.

Más