Reafirmando los derechos de las mujeres sobrevivientes de violencia sexual en situación de conflicto y postconflicto

¿De qué se trata el proyecto?

Mujer víctima de violencia sexualElena de Paz Santiago fue víctima de violencia sexual durante el conflicto armado en su comunidad en Nebaj, Quiché. Ella fue testigo de violencia sexual en el Juicio por Genocidio. Foto de Carolyn Trutmann.

Objetivo

El proyecto tiene por objetivo apoyar y promover una Guatemala libre de todas las formas de discriminación contra la mujer, la promoción de la participación y representación de las mujeres en la prevención y solución de los conflictos y en la construcción de la paz, así como la eliminación de los obstáculos para su participación plena a todo nivel. 

En el marco de la Iniciativa de Promoción de Género del Fondo para la Consolidación de la Paz, y en concordancia con la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre mujeres, paz y seguridad, este proyecto tendrá como alcance:

a) el apoyo a las reformas legales y políticas para avanzar la participación política de las mujeres;

b) el fortalecimiento de las capacidades del Ministerio Público, la Procuraduría de los Derechos Humanos y la sociedad civil para la reparación jurídica y psicosocial de las sobrevivientes de violencia sexual en situaciones de conflicto y postconflicto;

c) el fortalecimiento del liderazgo de las mujeres, sus organizaciones y sus redes nacionales y supranacionales en la construcción de la paz y el estado de derecho; y

d) el fortalecimiento de las iniciativas locales para el abordaje de la violencia contra las mujeres.

El proyecto contempla:

  1. La provision de apoyo técnico y politico para fortalecer las capacidades de las comisiones del Congreso más relevantes en el diseño, negociación, promoción y fiscalización de leyes relativas a la promoción de los derechos y libertades fundamentales de las mujeres;
  2. Fortalecer las capacidades de las instituciones del sistema de justicia para investigar, procesar y enjuiciar casos de violencia sexual cometida contra las mujeres durante el conflicto y el postconflicto, así como la coordinación entre la Procuraduría de los Derechos Humanos y las instituciones de seguridad y justicia para facilitar y fortalecer la aplicación de los estándares internacionales de derechos humanos, asegurando, protegiendo y avanzando los derechos de las mujeres;
  3. Potenciar el liderazgo de las mujeres defensoras de los derechos humanos y las mujeres en la política, sus organizaciones y sus redes supranacionales para la construcción de la paz, la justicia, la seguridad y la democracia en colaboración con las instancias gubernamentales, incluyendo el intercambio a través de la Mesa Interinstitucional sobre Mujeres, Paz y Seguridad, MIMPAZ.

Cobertura

Mientras que la Iniciativa para la Promoción de Género incorpora acciones nacionales, las acciones para ampliar el acceso de las mujeres sobrevivientes de violencia relacionada con el conflicto y postconflicto a procesos de reparación psicosocial se concentran en dos áreas geográficas de comunidades indígenas más afectadas por el conflicto, Quiché y Las Verapaces, donde se registró un mayor número de violaciones de los derechos humanos a poblaciones K’iche, Q’eqchi e Ixil. 

El proyecto tiene una duración de 24 meses de noviembre del 2013 a octubre del 2015.

¿Cuáles son los desafíos?

mujer ceremonia sanacion"El corazón ya no duele" Fotogalería de Plaza Pública de Sandra Sebastián.

 

La violencia sexual contra las mujeres es una violación a los derechos humanos que por largo tiempo ha sido silenciada.  La misma es exacerbada en situaciones de conflicto y postconflicto pudiendo alcanzar su forma más cruel y sistemática.

La Comisión para el Esclarecimiento Histórico de Guatemala (CEH) creada a raíz de los Acuerdos de Paz encontró que la violencia sexual se había extendido durante más de tres décadas de conflicto. La CEH identificó la existencia del subregistro de casos de violencia sexual y atribuyó un 2.38% de las 42,275 violaciones a los derechos humanos registradas producto de violencia sexual.  Sólo 285 de los 1,465 casos de violencia sexual denunciados en ese momento pudieron ser documentados por la Comisión.  Hasta un 90% de esos crímenes fueron cometidos por militares;  99% en contra de las mujeres y 80% en contra de mujeres indígenas de origen Maya.

Mientras que el vínculo entre la violación y otras formas de violencia sexual, la tortura y el genocidio ha sido claramente establecido por el Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia y Ruanda, ninguno de los casos de delitos de carácter sexual durante el conflicto y post conflicto de Guatemala ha sido presentado a las cortes.

En el 2003 emergió un movimiento de mujeres defensoras de los derechos humanos dedicado a la recuperación de la memoria histórica de las sobrevivientes de la violencia sexual generando conocimientos valiosos, herramientas y metodologías para abordar la violencia sexual y transformar las experiencias dolorosas en herramientas contra la impunidad.

Por otro lado, los Acuerdos de Paz incorporaron compromisos para erradicar la violencia sexual, el racismo y la discriminación contra las mujeres, particularmente contra mujeres rurales e indígenas.

Guatemala ha tenido avances importantees como la Ley contra el femicidio y otras formas de violencia contra las mujeres, la cual está siendo supervisada por las instituciones de Estado responsables.  Sin embargo, la situación nacional de las mujeres continúa presentando serios retos para la sociedad guatemalteca, donde la representatividad de las mujeres es baja con 12% de diputadas electas en el Congreso y 1.81% de alcaldesas.

El presente proyecto responde a la realidad descrita en el marco de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Mujeres, Paz y Seguridad, la cual llama a los estados miembros a proteger a mujeres y niñas de la violencia sexual durante el conflict, acabar con la impunidad relacionada, potenciar el liderazgo de las mujeres en construcción de paz y a incrementar la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones en todos los niveles.

Resultados



mujeres encienden velas"El Corazón ya no duele" Fotogalería de Plaza Publica de Sandra Sebastián.

Las distintas líneas de acción contribuirán a la consolidación de la paz en Guatemala mediante la promoción de la aplicación de los Acuerdos de Paz, el diálogo político y la resolución de conflictos con la participación de las mujeres guatemaltecas. 

Contribuir a poner fin a la impunidad por casos de violencia sexual y otras formas de violencia conforman pasos fundamentales para que el país fortalezca un sistema de justicia que garantiza los derechos de las niñas, jóvenes y mujeres guatemaltecas.  A medida que las mujeres se empoderan para superar las dificultades del postconflicto, tales como la garantía de su seguridad física, económica y su participación política, el país se beneficiará de una participación con equidad que contribuye a poner fin a la discriminación por sexo, pertenencia étnica y social, la violencia sexual y a otras formas de violencia.

Los servicios de atención a la víctima, además, constituyen elementos indispensables para su reparación.  El trabajo de este proyecto atiende las necesidades particulares de un área fuertemente golpeada por el conflicto armado, por lo que la atención focalizada busca contribuir al proceso de reafirmación de los derechos de las víctimas, y a su reparación jurídica y psicosocial como elementos importantes para la reconciliación nacional y la no repetición.

El proyecto se plantea como resultados:

- Capacidades de las Comisiones del Congreso más relevantes fortalecidas en el diseño, negociación, promoción y fiscalización de leyes relativas a la promoción de los derechos y libertades fundamentales de las mujeres, en cumplimiento con las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre mujeres, paz y seguridad, particularmente la 1325 y la 1820: Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer, CEDAW, por sus siglas en inglés, y la Convención para la Eliminación del Racismo y la Discriminación, CERD, por sus siglas en inglés.

- Capacidades de las instituciones del sistema de justicia fortalecidas para investigar y procesar las violaciones de los derechos humanos relacionadas con los delitos sexuales cometidos durante el conflicto y casos de violación sexual post conflicto para ampliar los servicios de reparación en Quiché y las Verapaces, donde existe una concentración de mujeres afectadas por el conflicto.

- Liderazgo de las mujeres defensoras de los derechos humanos y mujeres en la política y sus redes fortalecidas para la construcción de la paz, la justicia, la seguridad y la democracia.

La promoción de espacios de participación política de las mujeres fortalecerá además su liderazgo en la toma de decisiones a todo nivel para la construcción de la paz y de la democracia.

Alianzas

 

Agencias del Sistema de Naciones Unidas ejecutoras: PNUD, ONU MUJERES, UNFPA y OACNUDH

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, ONU Mujeres, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, y la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, OACNUDH apoyan de manera conjunta las iniciativas del presente proyecto.

Socios

Los socios contractuales del proyecto son el Ministerio Público y la Procuraduría de los Derechos Humanos.  El proyecto, sin embargo, cuenta entre sus socios en el término más amplio al poder judicial, al congreso y a actores de la sociedad civil defensores de los derechos humanos de las mujeres.   En el ámbito local, el proyecto contribuirá a establecer mecanismos de coordinación con las autoridades indígenas y comunales, las mujeres organizadas y las mujeres miembros de los Consejos de Desarrollo, así como de otros movimientos de participación ciudadana.

Actores Clave

El Congreso:  158 parlamentarios, sus asesores, empleados clave y las Comisiones temáticas, particularmente las mujeres parlamentarias (19 mujeres diputadas), quienes recibirán apoyo técnico para promover la Agenda Legislativa para el Avance de las Mujeres. Esto incluye los procesos de diálogo con la sociedad civil y otras instancias a través de mesas técnicas.

Los Partidos Políticos y grupos de presión, actualmente los 29 partidos políticos existentes, sus secretarías de la mujer  (26 instancias), mujeres en la política representadas por la Comisión de la Mujer del Foro Permanente de Partidos Políticos.  Además, organizaciones de mujeres especializadas y socios de los medios que han acompañados el proceso serán las principales copartes para promover las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos. Esto incluye al Grupo Multisectorial 212, la iniciativa Más Mujeres, Mejor Política, y las dos organizaciones de mujeres que presentaron la propuesta, la Asociación Política de Mujeres Mayas Moloj y la Convergencia Cívico Política de Mujeres.

La Comisión Interinstitucional para el Fortalecimiento de las Oficinas Municipales de las Mujeres, OMMs, actualmente liderada por la Secretaría Presidencial de la Mujer y la Defensoría de la Mujer Indígena, la cual organiza Encuentros Nacionales donde las Oficinas Municipales de la Mujer comparten conocimientos, experiencias, información actualizada sobre la situación de las mujeres y acuerdan acciones estratégicas para el avance de los derechos de las mujeres a través de planes locales de desarrollo.

Agencias del Sistema de Naciones Unidas ejecutoras: PNUD, ONU MUJERES, UNFPA y OACNUDH

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, ONU Mujeres, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, y la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, OACNUDH apoyan de manera conjunta las iniciativas del presente proyecto.

Financiamiento

Fondos Provenientes de: Monto
Iniciativa de Promoción del Género del Fondo para la Consolidación de la Paz
    US$1,000,000.00

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe