Programa Maya

¿De qué se trata el proyecto?

mujerEl Programa Maya contribuye al reconocimiento y ejercicio pleno de los derechos de los pueblos indígenas. Foto Programa Maya/PNUD Guatemala.

 

Objetivo

El Programa Maya es un programa conjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD-, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos –OACNUDH- y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia –UNICEF- que, con el apoyo del Gobierno de Noruega, busca contribuir al mejoramiento de la situación del pueblo Maya y de los pueblos Xinka y Garífuna para alcanzar el pleno ejercicio de sus derechos ante los sistemas de justicia, educación y político.  El programa promueve un Estado guatemalteco plural con mayor capacidad de desarrollo sostenible y mejores posibilidades de combatir la pobreza.

Sentando las bases para el ejercicio de los derechos de los pueblos indígenas

La primera fase del programa (2009-2013) abordó el desarrollo de los pueblos indígenas en tres  componentes:

Derecho a la Justicia, liderado por OACNUDH.  Este componente ha contribuido al conocimiento del sistema de justicia y a la canalización de las demandas de las organizaciones indígenas.  Las instituciones estatales, por su parte, han fortalecido la aplicación de instrumentos nacionales e internacionales para facilitar el debido proceso.  Como resultado, se aprecia un cambio positivo en la dinámica de la cultura jurídica y la generación de precedentes legales apegados a dichas normativas.

Derecho a la Educación, liderado por UNICEF.  Este componente ha implementado una serie de acciones con el Ministerio de Educación como la promoción de la Educación Bilingüe Intercultural, la construcción del Currículo por Pueblos, la codificación de las Escuelas Bilingües Interculturales y la promulgación de políticas educativas orientadas a fortalecer al Sistema Educativo Nacional.  Como resultado, las autoridades ministeriales y las organizaciones indígenas cuentan con una mayor interlocución. El programa ha contribuido además a la valorización del idioma, la cultura, la participación de padres y madres de familia y la generación de experiencias de educación comunitaria.

Derecho a la Participación Política, liderado por PNUD.  Este componente ha contribuido a  la formación política de líderes y lideresas indígenas, así como a la demanda del cumplimiento de sus derechos ante el sistema político. El programa sentó las bases para mejorar la participación ciudadana y el ejercicio de los derechos políticos mediante la obtención de documentación personal y empadronamiento. Las organizaciones indígenas han aumentado los espacios de incidencia política, incluyendo las demandas de las mujeres indígenas. Como resultado, se cuenta con una mejor interrelación municipal y nacional y con un mayor cumplimiento del Convenio 169 de la OIT y de la Declaración de las Naciones Unidas sobre derechos de Pueblos Indígenas.

Estos componentes fueron particularmente pertinentes en promover la conservación, preservación y protección del medio ambiente desde la cosmogonía de los pueblos indígenas y el empoderamiento de las mujeres indígenas en la promoción de sus derechos.

¿Cuáles son los desafíos?

personas conversando alrededor de mesaEl Programa Maya ha contribuido a ampliar los canales de participación y de incidencia política de los pueblos Maya, Garífuna y Xinca. Foto Programa Maya PNUD Guatemala.

 

La firma de los Acuerdos de Paz y el período posterior a la firma abrió una oportunidad para  construir un Estado más inclusivo, con mejor acceso a seguridad, justicia, mayor participación ciudadana y garantías de los derechos humanos, particularmente de los pueblos indígenas.

Si bien existen avances importantes por parte del Estado guatemalteco plasmados en los Acuerdos de Paz, los compromisos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los diferentes instrumentos de derecho internacional ratificados por el Estado, la construcción de un Estado plural continúa siendo un desafío.

El Programa Maya inició el 20 de enero del 2009 con el apoyo del Gobierno de Noruega para contribuir a los esfuerzos históricos de los pueblos indígenas en el reconocimiento y ejercicio de sus derechos. El programa responde a una realidad histórica de exclusión reflejada en bajos índices de desarrollo humano y altos índices de pobreza, así como la escasa representación en los organismos del Estado. 

Resultados y Avances



Tras cuatro años de trabajo, (2009-2013), el Programa Mayó llevó a cabo una devolución de las experiencias desarrolladas con la contribución de organizaciones, autoridades y comunidades indígenas. El documento titulado: Yojb’iyin pa Rub’eyal Qak’aslemal “Avanzando por el Camino de nuestros derechos”, Pueblos Indígenas en Guatemala, sistematiza once experiencias de las socias copartes del Programa Maya:

Cuatro experiencias de litigio estratégico para el acceso a la Justicia:
- El derecho al ejercicio libre de la espiritualidad Maya, en un sitio arqueológico y lugar sagrado el Rosario, el Naranjo- Tulam Tzu;
- Tierras utilizadas por la zona militar durante el conflicto armado en Santa Cruz del Quiché;
- Titulación de tierras comunales, caso Chuarrancho;
- Impulso de la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral y la participación - representación indígena, en Petén.

Tres experiencias sobre educación con pertinencia e identidad cultural:
- Los Rincones de Aprendizaje en los Jardines Infantiles y otras metodologías de aprendizaje en la atención educativa inicial y pre-primaria;
- Constitución y consolidación del liderazgo local para llegar la Reforma Educativa al aula(DIGECADE) y
- Los Gobiernos Escolares en la Nueva Escuela Unitaria Bilingüe Intercultural.

Cuatro experiencias relacionadas a la participación política
- El derecho al territorio, a partir de las consultas comunitarias de buena fe;
- Construyendo Alianzas y Propuesta Política de Mujeres Maya Q’eqchi’ en el marco del Oxlajuj B’aqtun;
- Escuela de formación política y administración pública de mujeres mayas de Quiché; y
- Fortalecimiento y promoción de la participación e incidencia política de Autoridades Indígenas.

Segunda Fase del Programa Maya 2013-202017

  Grupo taller Programa Maya. Foto Programa Maya PNUD Guatemala.

Fortaleciendo el ejercicio pleno de los derechos indígenas

El objetivo de la segunda fase (2013-2017) es fortalecer las capacidades y los roles tanto de los portadores de obligaciones como de los titulares de derechos en el contexto de la diversidad cultural e igualdad de género, así como una efectiva realización de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.   

Estrategias principales

  • Impulsar formaciones y capacitaciones sistemáticas en materia de justicia, educación y participación.
  • Acompañar a las organizaciones y autoridades indígenas y a las instituciones del Estado en los procesos de implementación de iniciativas.
  • Implementar estrategias de comunicación y apoyar las redes de los pueblos indígenas.
  • Facilitar y apoyar espacios de diálogo e incidencia entre organizaciones e instituciones del Estado.
  • Apoyar a las instituciones gubernamentales para la implementación del Plan de la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral –PNDRI.
  • Facilitar la coordinación entre instituciones y organizaciones indígenas. 

 Cobertura y focalización

El Programa Maya trabajará a nivel comunitario, local y departamental con incidencia nacional y cubrirá en total 87 municipios en 15 departamentos del país.  En coordinación con el Gabinete de Desarrollo Rural Integral, la segunda fase cubrirá en su primer año 32 municipios en 6 mancomunidades donde se implementa el Plan de la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral. 

Los territorios y poblaciones participantes se han definido en base a criterios generales como porcentajes mayoritarios de población indígena centrados en comunidades lingüísticas y su índice de pobreza e índice de inequidad. 

Los criterios específicos responden a porcentajes de abstención electoral, las áreas geográficas donde el Programa Maya se encuentra presente desde la primera fase, de manera que pueda asegurarse la continuidad de los esfuerzos, así como la cobertura del Plan Hambre Cero y la organización de mancomunidades, de manera que se refuerce y promueva la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe