Un proceso para mejorar la vida en la comunidad nativa de Ñagazú

Mujer cultiva café
Jesusa en los bosques de café. Foto de David Dudenhoefer.

Jesusa Colina y sus vecinos en la comunidad nativa yánesha de Ñagazú, Perú, han mejorado el cuidado de la naturaleza, sus ingresos y la vida de sus hijos a través del trabajo en grupo y la agricultura sostenible.

"Este es un proceso para mejorar nuestras vidas”, dice entusiasmada Jesusa. Explica que antes ella y sus vecinos vendían su café a intermediarios que les pagaban mal. Ahora la asociación de agricultores funciona como un negocio que vigila por la calidad del café y vende el producto directamente al exportador.

Reconociendo el valor de los bosques de café, el Proyecto "Conservación de la Biodiversidad en el Café" implementado por Rainforest Alliance, con el acompañamiento del PNUD y con financimiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial –GEF-, fue lanzado en 2006 con el objetivo de motivar a las compañías de café de la zona a ofrecer incentivos de mercado a aquellos productores que implementaran prácticas sostenibles de producción y que obtuvieran la certificación Rainforest Alliance.

Aspectos destacados

  • La Asociación de Agricultores a la que pertenece Jesusa Colmena ha sembrado más de 30,000 árboles y han reducido la caza en la zona.
  • El proyecto ha fomentado una cultura ecológica a través de un programa de educación ambiental dirigido a los niños y niñas.
  • Las proyecciones estimaron que 30% del total de áreas certificadas provendría de pequeños productores. Esta proyección se superó con el 66% de certificaciones provenientes de pequeños productores.
  • Esto demuestra el impacto de la capacidad organizativa como motor para lograr certificaciones y los múltiples beneficios para obtener mejores ingresos.

En Perú, el apoyo del PNUD se cristalizó en asistencia técnica a través de la ONG Ecoselva. La empresa exportadora Volcafé y su comprador Lavazza han apoyado a la asociación de productores para implementar buenas prácticas agrícolas, obtener la certificación  así mejorar la producción de su café. 
Jesusa comenta que ahora solo cosechan la fruta madura y han adoptado medidas para la conservación de suelo, el uso de abono orgánico y la poda de las plantas cada tres años para producir más y mejor café. “Hace 5 años, yo producía entre 8 y 10 quintales de café por hectárea, ahora produzco entre 20 y 25 quintales (por hectárea)”, dice.

El aumento de producción se ha juntado a los mejores precios que consiguen para elevar el nivel de vida de todos los socios. “Ahora hay un orgullo en la comunidad porque hay desarrollo, hay mejoras”, cuenta.
Estoy contenta porque hemos logrado mejorar nuestras condiciones y proteger el medio ambiente”, comenta Jesusa, propietaria de 30 hectáreas, seis de las cuales están sembradas con café mientras las 24 restantes son bosque. Desde 2005, Jesusa junto a 37 otros agricultores de Ñagazú han trabajado para mejorar su producción y el manejo de los recursos naturales con la ayuda de un proyecto financiado por la empresa italiana tostadora de café Lavazza.

El Proyecto financió la construcción de un beneficio húmedo y un secador de café que todos los socios usan para mantener la calidad. Esa planta fue diseñada para cumplir con la norma de agricultura sostenible: utilizar poca agua para procesar la fruta, dirigir las aguas mieles a pozos de sedimentación e invertir la pulpa en abono que se reparten entre los agricultores.

Jesusa afirma que todo esto es el resultado de años de trabajo. “Durante los años que dependíamos de intermediarios, me faltaba dinero para comprar la ropa y los útiles escolares para mis cinco hijas”, cuenta Jesusa. Ella explica que Lavazza donó dinero a la asociación para la creación de un fondo que otorga pequeños préstamos a los socios a principio del año escolar para la compra de útiles y otras necesidades. “A veces los niños iban al colegio sin uniforme, o tal vez solo con un cuaderno. Pero ahora todos tienen sus zapatos y sus uniformes y van con sus útiles completos”.

“Al principio, no fue fácil porque hay que trabajar mucho para conseguir la certificación, pero ahora estoy muy contenta de haber logrado tantas cosas”, comenta orgullosa Jesusa". Explica que mejoras como la construcción de letrinas y la colección de basura crearon un ambiente más sano para los niños, mientras la construcción de chimeneas para las cocinas, que también fue un requisito de la certificación, ha reducido las enfermedades respiratorias. Dice que los niños son los que más se han beneficiado.

“Hay un cambio en la salud y en la educación porque invertimos el dinero que estamos ganando en nuestros hijos, en su educación, en su salud y en una mejor alimentación”, asegura.

La certificación ha tenido un gran impacto en el medio ambiente. Antes los socios sembraban café contiguo a los arroyos y ríos, pero ahora conservan la vegetación natural alrededor de ellos.“Nuestros niños se involucran en las cosas que hacemos”, dice. “Ahora tienen otra idea de cómo deben vivir. No contaminan los arroyos. Protegen el medio ambiente. Entienden por qué es importante sembrar un árbol”.

 

* PNUD agradece a Rainforest Alliance por compartir la experiencia de Jesusa Colina y los insumos para la realización de esta historia de vida.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe