Innovando con tecnologías alternativas para mejorar la producción familiar agrícola mediante el acceso a agua y energía verde

03-oct-2014

Usmaro González y su familia viven en Miramar, Sibinal, donde abunda la neblina durante buena parte del día. Foto de Marilis Quiñones, PNUD Guatemala.

 

Las familias participantes del Programa Conjunto PNUD-FAO y OPS/OMS Reducción de vulnerabilidades para contribuir al desarrollo rural Coatán Suchiate dependen para su subsistencia de la producción agrícola no tecnificada, basada en los ciclos de lluvias.  El agua proveniente de nacimientos está limitada al consumo de las familias, por lo que no hay suficiente agua para cubrir las necesidades productivas. Para ello, es necesario contar con fuentes y sistemas alternativos de captación de agua. 

"Si las familias tuvieran acceso a agua durante todo el año, podrían sembrar hortalizas a lo largo del año, aumentando y regularizando la disponibilidad de alimentos y mejorando su nutrición y capacidad productiva,” explica Julio Martínez, Oficial de Prevención de Crisis y Recuperación del PNUD.

El clima extremo agudiza la vulnerabilidad

Los municipios de Tacaná, Tajumulco, Ixchiguán, Sinibal y San José Ojetenam en las cuencas del Río Coatán y Alto Suchiate en el departamento de San Marcos se ubican en una zona históricamente excluida.  La presencia insuficiente de instituciones estatales y la distancia de las comunidades con los centros municipales han resultado en una articulación débil entre las demandas sociales y la provisión de servicios básicos. Más del 90% de la población es pobre y vive con privaciones graves en materia de salud, habitación y seguridad alimentaria.

El área geográfica, con altitudes que oscilan entre 2,240 y 3,200 metros sobre el nivel del mar, incluye uno de los puntos más fríos de Centroamérica con temperaturas récord que han alcanzado -5º C en invierno, propiciando heladas y nevadas.  La experiencia de los últimos cuatro años trabajando con 2,600 familias en 56 comunidades muestra que durante épocas secas, el consumo de hortalizas disminuye en un 20%.   La prolongación de la canícula en épocas de lluvia provoca la pérdida de cosechas por falta de agua.  Por otro lado, durante las lluvias, el agua inunda planicies, satura la montaña y produce deslizamientos. 

El clima extremo ha demostrado agudizar la vulnerabilidad de las familias a la inseguridad alimentaria, desnutrición y morbilidad.


Gestión de conocimiento al seno de los Centros de Aprendizaje para el Desarrollo Local –CADER-

Las buenas prácticas promovidas por el Programa Conjunto han contribuido a reducir las vulnerabilidades de la población aumentando el acceso, la disponibilidad y el consumo de alimentos, y  mejorando la salud y el hábitat.   Para ello, ha brindado asesoría técnica a las instituciones gubernamentales responsables y ha promovido la participación de los ciudadanos alrededor de sus Consejos de Desarrollo.

Dentro de las acciones más exitosas se encuentra la transferencia de conocimientos a promotores voluntarios, quienes enseñan buenas prácticas para mejorar los medios de vida y los sistemas productivos familiares al seno de los Centros de Aprendizajes para el Desarrollo Local –CADER-.

Sistemas de tecnologías alternativas para aumentar el acceso al agua con energía verde

Al identificar la necesidad de agua para usos productivos, el Programa Conjunto inició una reflexión sobre los sistemas de tecnologías alternativas de bajo costo que pudieran desarrollarse con recursos locales para aumentar el acceso al agua durante todo el año. “Identificamos que los Centros de Aprendizaje para el Desarrollo Rural eran el lugar idóneo para poner a prueba tecnologías alternativas.  Estos centros brindan asesoría a familias para mejorar la producción de hortalizas y mejorar su nutrición, además de ser espacios propicios para la generación y diseminación de buenas prácticas,”  explica Christina Elich, Coordinadora del Programa Conjunto. 

“Cuando el Innovation Facility del PNUD invitó a las oficinas de país a presentar propuestas que desafiaran la forma tradicional de abordar los problemas de desarrollo, supimos inmediatamente que era la oportunidad para empatar una necesidad muy concreta de estas familias con la innovación que propician los Centros de Aprendizaje para el Desarrollo Local existentes para generar sistemas de cosecha de agua y energía verde,” explica Julio Martínez. 

“Hemos iniciado una exploración muy interesante que arrancó con la instalación de unos cuantos cosechadores de agua de lluvia y sistemas de miniriego por gravedad.  Ahora deseamos proponer otros sistemas como la captación de neblina, que sobra en el área”, comenta Mario Cano, técnico agrónomo de FAO. Con el grant sumado mediante el Innovation Facility, el equipo del Programa Conjunto trabajará de cerca con el Ministerio de Agricultura y Ganadería y los promotores en los CADER para ampliar esa experiencia.  

Para garantizar la sostenibilidad, la iniciativa contempla desarrollar buenas prácticas desde la base, y en conjunto con los participantes y principales usuarios de los sistemas de cosecha de agua.  Una vez realizado el diagnóstico de condiciones en el terreno y la identificación de los sistemas más apropiados para aumentar el acceso al agua, se realizarán las compras, se instalarán los sistemas, se estudiarán las experiencias de la puesta a prueba y se capacitará a los promotores en un proceso de retroalimentación constante. 

Una experiencia de trabajo “en vivo”

El Innovation Facility fue lanzado en Junio de 2014 con el financiamiento del Gobierno de Dinamarca y tiene como objetivo la innovación para el desarrollo.  Como parte del espíritu de innovación, contempla una metodología que promueve el trabajo “en vivo” para estimular el aprendizaje, la articulación de actores, recursos y la sistematización de experiencias que puedan ser replicadas.  

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe