Hacia el desarrollo sostenible en la planificación: que preserve el medio ambiente y erradique la pobreza

29-oct-2014

Los conferencistas discutieron las tendencias de una Guatemala cada vez más urbana.

 

Guatemala, 28 y 29 de octubre de 2014.- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD- participó en el Segundo Foro Nacional de Desarrollo Urbano y Territorial de Guatemala realizado por la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –SEGEPLAN- con el objetivo de debatir las tendencias de transformación territorial y propiciar un modelo de gestión territorial equilibrado y ordenado en el país.

La apertura del Foro

El Vicealcalde de la Ciudad de Guatemala Ricardo Quiñónez participó en la inauguración del Foro y abordó la importancia histórica de la relación entre el individuo y el territorio como fundación de la sociedad y de su organización, así como la identificación del ser humano con el espacio, la naturaleza y el paisaje.  En ese orden de ideas, “la ciudad debe estar al servicio del ser humano y no al revés”, expresó, agregando que “cuando hablamos de una ciudad para vivir nos referimos a ese espacio que hace la vida humana digna.

Mauricio Ramírez, Director Adjunto del PNUD, resaltó por su parte la importancia de la Agenda Nacional de Desarrollo K’atún como un ejercicio participativo que representa, a través de una visión de largo plazo, la oportunidad de planificar el desarrollo del país de cara al crecimiento urbano, pero también a los desafíos económicos, a la desigualdad, a los efectos del cambio climática, pérdida de biodiversidad, cambio del uso de la tierra, contaminación y elevados índices de pobreza.   Agregó además que la “cultura ciudadana de convivencia es indispensable para romper la dicotomía entre lo urbano y lo rural para avanzar hacia un desarrollo sostenible”.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD- y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente –PNMA- han venido trabajando en la promoción de un cambio de paradigma para la inclusión de objetivos para la preservación del medio ambiente y la erradicación de la pobreza.  En 2005, lanzaron conjuntamente la Iniciativa de Pobreza y Medio Ambiente (PEI) en los ejercicios de planificación para el desarrollo.  La meta de esta Iniciativa es consolidar un cambio institucional que hoy vemos, por ejemplo, mediante la inclusión de la dimensión del medio ambiente en la Agenda Nacional de Desarrollo K ‘atun, así como servir de catalizador para el aumento de la inversión en la gestión ambiental en el país”, señaló Ramírez.

El Representante de la Embajada de Italia compartió la experiencia resultado de la Cooperación Italiana mediante el Programa de Desarrollo Económico Local –PRODEL-, el cual une a ambos países desde hace varios años para promover los Planes de Ordenamiento Territorial que hoy orientan el desarrollo de algunos departamentos como Huehuetenango, Quiché y Alta Verapaz.  Más de 7,000 productores de papa fortalecieron su capacidad de producción y comercialización en el marco del PRODEL, contribuyendo a una cultura de planificación para el desarrollo, particularmente a través de la SEGEPLAN, con el apoyo del PNUD, para su implementación,” resaltó.

Por último, la Secretaria de SEGEPLAN Ekaterina Parrilla destacó el Plan Nacional de Desarrollo Katún Nuestra Guatemala 2032 como el punto de partida para la definición y orientación de acciones de política pública vinculadas al desarrollo territorial.  Uno de los cinco ejes corresponde al desarrollo urbano y rural, el cual plantea articular a) la acción pública, b) la sostenibilidad de las áreas rurales y c) el sistema urbano nacional en términos socioculturales, económicos, políticos y ambientales.  “Las metas buscan romper con la dicotomía entre lo urbano y lo rural causada por la exclusión y segregación para integrar al campo y a la ciudad y crear una sinergia para que ambos aporten al desarrollo”, expresó.

Resaltó además que el Katún es un trabajo inédito construido de forma participativa que surge del Sistema de Consejos de Desarrollo con aportes de más de 13,000 personas a nivel departamental y municipal, y más de 100 encuentros con actores sociales nacionales para consultarlo.

Hugo Gómez, Subsecretario de SEGEPLAN desarrolló el eje de integración urbano y rural contenido en el K’atún y explicó que el Foro se presenta como una oportunidad para dar visibilidad a la importancia de la planificación territorial y para que todos los sectores nacionales: sector privado, académico, institucional, sociedad civil y otros, reflexionen sobre la base del Plan de Desarrollo Nacional el futuro de la Guatemala.

Latinoamérica es la región más urbanizada del mundo

La transformación territorial apunta a un mundo cada vez más urbano.  Para el año 2050, se estima que la población urbana mundial, la cual alcanzará cerca de 9 mil millones de habitantes, representará más del 70 por ciento de la población mundial.  Según datos de la CEPAL, en los últimos 40 años la población de América y el Caribe ha crecido un 51%, triplicando su población urbana que alcanza cerca de 470.2 millones de personas.  Esto convierte a la región como la más urbanizada del mundo con más del 80% de la población que habita en las ciudades.

Para el 2032, se estima que 26 millones de personas vivirán en el territorio de Guatemala.  60% de la población estará concentrada en el ‘corazón del país’ en un cuadrante que abarca las ciudades de Escuintla, Guatemala, Quetzaltenango y Retalhuleu,” manifestó Hugo Gómez, Subsecretario de SEGEPLAN.

Sabemos que son precisamente los grupos de población que viven en condiciones de vulnerabilidad  -quienes no ejercen plenamente sus derechos a servicios, a activos ambientales y protección social-  quienes se asientan primordialmente en ciudades urbanas, peri-urbanas y en barrios marginales.  Dada la importancia de los retos, la planificación, sostenibilidad, inclusividad y resiliencia se presentan como elementos impostergables del desarrollo sostenible”, afirmó Mauricio Ramírez, Director Adjunto del PNUD.

De cara a esos retos, Hugo Gómez, Subsecretario de SEGEPLAN resaltó que es indispensable desarrollar la infraestructura necesaria que permita una mayor capacidad de generación de servicios para la población.  En noviembre vamos a lanzar el ranking de 338 municipios que mide esa capacidad de generación de servicios como parte de los esfuerzos por fortalecer la institucionalidad pública,” anunció.

Experiencias estudiadas

El Viceministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales Mario Montero manifestó que el cambio climático es un pilar fundamental para el ordenamiento territorial en Guatemala.  El cambio climático es un tema transversal que pasa por todo el qué hacer de las instituciones de país.  La Ley de Cambio Climático es un marco para regular la reducción de la vulnerabilidad, la adaptación obligatoria antes los efectos del cambio climático y la mitigación de gases de efecto invernadero.  La misma apuesta a la generación de resiliencia ante los embates del cambio climático, así como a la reducción de riesgos que juegan un papel importante en el país,” explicó.

Hemos avanzado con la conceptualización del ordenamiento territorial –OT- para Guatemala, agregó, de manera que existe un consenso interinstitucional que define que el OT implica servicios ambientales, capacidad de resiliencia, adaptación al cambio climático y gestión integral del riesgo”, manifestó.  Agregó que resta, sin embargo, ampliar la incorporación de los gobiernos locales y de la base social para vincular el ordenamiento con la gestión efectiva.

Anaclaudia Rossbach de Cities Alliance compartió la experiencia de Brasil en material de políticas nacionales de desarrollo urbano y sus impactos y resaltó que la mejor lección que Brasil y otros países como China podían compartir con Guatemala era “hacer algo desde el principio del proceso de planificación y no esperar los impactos del crecimiento desordenado para empezar a planificar como resultado de las múltiples presiones y limitaciones que ello conlleva”.

El rol de los ecosistemas naturales para la sostenibilidad urbana – la toma de consciencia sobre los bienes y servicios que recibimos como seres humanos

Miguel Enrique Pellerano, conferencista que asistió bajo los auspicios del Proyecto Valorización de los Servicios Ecosistémicos en los Procesos de Planificación del Desarrollo,  ejecutado por la SEGEPLAN y financiado por la Iniciativa de Pobreza y Medio Ambiente del PNUD y PNUMA, abordó la importancia de entender que no hablamos de dos ámbitos independientes cuando nos referimos a lo urbano y lo rural, sino de un continuo, y que es a través del estudio de la interdependencia que nos damos cuenta de lo muy vinculados que se encuentran los elementos que hacen “vivir” a una ciudad.  “Lo cierto es que las poblaciones ubicadas en el área rural tienen un conocimiento mucho más directo e inmediato de dónde provienen los elementos básicos que les permiten vivir.  En las ciudades, tendemos a olvidar o no recordar de dónde provienen los que elementos de los que dependemos,” manifestó.

En ese marco, Pellerano compartió la experiencia de Buenos Aires Ciudad Verde, la cual se planteó como objetivo mitigar los efectos del cambio climático, reducir la temperatura y disminuir el consumo energético.   En particular, resaltó el fenómeno de humanizar la ciudad, que comprende la integración de lo urbano y lo natural y que no considera solamente la cantidad de servicios/bienes, sino la calidad de los mismos desde una perspectiva de naturalización y humanización de los espacios.

Pellerano concluyó haciendo unas reflexiones de Argentina para Guatemala, resaltando que el fenómeno de urbanización más tardía, que no cuenta con los grados con los que cuenta hoy  Brasil y Argentina, presenta una oportunidad para Guatemala.  Existe un contexto favorable y para aprovechar este momento al máximo, el K’atún, la nueva era Maya, entre otros, es importante conectar la historia con el futuro, diseñar una visión conjunta desde las necesidades de la gente, de manera que las respuestas genuinas puedas ser apoyadas y retomadas por la misma gente,” agregó.

El arte de diseñar la Metrópolis

Pedro Ortiz, conferencista auspiciado por el PRODEL/PNUD con el apoyo de la
Cooperación Italiana, expuso un diagnóstico del crecimiento urbano en el mundo y la insostenibilidad que este fenómeno representa para la ciudad de Guatemala: “por ejemplo, a partir de 3 millones de habitantes, las metrópolis no pueden depender solamente de un sistema de buses, por lo que es recomendable comenzar a pensar ya en ferrocarriles que faciliten la interconexión de las ciudades,” manifestó.

Ortiz abordó las maneras en que el urbanismo puede ayudar a equilibrar la dicotomía que resulta entre la eficiencia económica de una metrópolis y la justicia social.  “Donde hay infraestructura y se tiene un efecto multiplicador, por lo general se produce exclusión social, por lo que se puede pensar en sistemas poli- céntricos,” explicó.   Agregó que mientras un sistema reticular es más eficaz que un sistema orbital.  Mientras un sistema radial establece una jerarquía de poder del centro hacia afuera, uno reticular es más democrático, por lo que se puede pensar en una estructura dentro de la cual cada uno tiene sus propias características para abordar una labor común.

Uno de los principales retos dentro de la planificación metropolitana es controlar los sistemas continuos.  La prioridad siempre es el medio ambiente, por lo que el sistema de transporte es el que debe adaptarse y no al revés.  Si se coordina esto y el sector de vivienda, restan el equipamiento social y las actividades productivas que son discontinuos y pueden localizarse dentro del mallado de los dos principales, explicó.

“Si sabemos lo que Guatemala será en el futuro, hay mucho que puede y deben hacerse ya.  Articular Quetzaltenango, Retalhuleu, Patzún, Guatemala, Escuintla y el Puerto San José para promover una economía competitiva demanda mucha conectividad, hay que pensar en trenes y autopistas, así como en articulaciones vertebrales conectando con los mares, ”recomendó.

Otros espacios de reflexión creativa  

En ocasión del Foro, la SEGEPLAN organizó numerosas conferencias magistrales de expertos nacionales e internacionales, así como un Cine Foro titulado Ciudades Humanas, un documental elaborado por Gehl Architects sobre la transformación del territorio en función de las aspiraciones y necesidades humanas.   Asimismo, realizaron una exposición de la muestra internacional “I am a City Changer” creada por UN Hábitat y una exposición de la muestra “Cartografía Metropolitana.”