Comunidad de Quiquil da digna sepultura a sus seres queridos

03-feb-2016

Más de 200 personas de la comunidad de Quiquil y poblaciones aledañas realizaron ceremonias de velación y entierro para dignificar la vida de sus seres queridos: 49 víctimas del enfrentamiento armano interno. Foto: Carmen Morales PNUD en Guatemala.

20 y 21 de enero de 2016.-  El Programa de Acompañamiento a la Justicia de Transición –PAJUST- del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD- acompañó a la comunidad K’anjobal del Caserío Quiquil, Huhuetenango, durante la devolución de los restos de sus seres queridos, víctimas del enfrentamiento armado interno, quienes fueron sepultados de acuerdo a los deseos de sus familiares.  

Treinta y tres años han transcurrido desde la masacre perpetrada en Quiquil, en las montañas profundas al sur de Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, donde perecieron masacradas más de 70 personas: hombres, mujeres y niños.  

La inhumación de Quiquil es resultado de un largo proceso que inició en 2006 con el acompañamiento del PNUD.  “El Programa parte de los estándares internacionales en materia de derechos humanos y los lineamientos de la Organización de las Naciones Unidas para la justicia de transición”, explicó Lucy Turner, Coordinadora del Programa.  Con base en estos principios, y en la promoción del cumplimiento de los Acuerdos de Paz, desde 2010 el PAJUST ha trabajado en el fortalecimiento de las capacidades nacionales para el ejercicio de los derechos a la verdad, la justicia, la reparación, así como medidas de no repetición, de las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos.

El Grupo de Apoyo Mutuo –GAM-, organización de sociedad civil socia del PAJUST, ha brindado el apoyo jurídico y social desde el 2006, jugando un rol clave de acercamientro entre los servicios de justicia y la comunidad de Quiquil.  “Hacer trámites con el Ministerio Público representa un día de viaje hasta la cabecera departamental de Huehuetenango para ir a la fiscalía que lleva el caso, tras el cierre del Ministerio Público en Santa Eulalia, donde inició el proceso de denuncia,” explica Sara Vásquez del GAM.  En la mañana del 20 de enero de 2016, Sara acompaña a Mateo de Mateo, Presidente del Comité de Víctimas de Quiquil y a dos representantes ancianos de la comunidad, Ana Pablo de 64 años de edad y Francisco Mateo de 83, quienes están a punto de poner fin a un largo proceso legal que tomó diez años de trámites y espera.

Venimos a recoger a nuestros familiares”, expresaron en la sala de la fiscalía Ana y Francisco.  Además de representar a la comunidad, Ana viene a recoger los restos de su hermano, Nicolás Pablo; y Francisco, los de su hijo, Juan Francisco, quienes pudieron ser identificados con nombre y apellido.  No todos corrieron la misma suerte, incluyendo a la nuera de Francisco, María Simón Lucas y a sus dos nietas, Eulalia y Minga Juan. De la fosa clandestina, se alcanzó a identificar a un total de 49 víctimas, y de ellas, únicamente seis con nombre y apellido.   

La Fundación de Antropología Forense de Guatemala –FAFG-, organización socia del PAJUST, realizó la exhumación en el año 2009, y el proceso de identificación concluyó cuatro años más tarde, en 2013.  “La exhumación representó 18 días de trabajo arduo en Quiquil y el proceso de identificación fue difícil, dado el estado de deterioración en las que se encontraron las osamentas” explicó José Suasnávar, subdirector de la FAFG, quien acompañó el proceso y la inhumación.

Desde el año 2013, se encontraban listos los osarios para ser devueltos a sus familiares.  Sin embargo, no es hasta 2016, siete años después de la exhumación, que se hizo posible concluir el proceso dado el grado de dificultad operativa y presupuestaria que representó el número de víctimas de Quiquil para el Programa Nacional de Resarcimiento –PNR-, ente gubernamental responsable de implementar medidas de reparación para los sobrevivientes de las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas durante el enfrentamiento armado interno.

“A raíz de las dificultades que Quiquil representó, el PAJUST y el PNR acudieron, de manera conjunta, al Comité Internacional de la Cruz Roja –CICR- para solicitar su apoyo con la construcción de los nichos de sepultura, de acuerdo a los deseos de las familias para dignificar la vida de sus seres queridos,” explicó Lucy Turner, agregando que es gracias a la respuesta positiva del CICR que se hizo posible finalmente concluir el proceso.

La comunidad de Quiquil y familiares de aldeas cercanas se reunieron desde el 19 de enero para realizar los preparativos de las ceremonias de velación y entierro, a la vez que Ana, Francisco y Mateo emprendieron el viaje hacia Huehuetenango, acompañados por el GAM, para recibir los restos de sus seres queridos y volver con ellos a Quiquil.    

Durante la velación, miembros de la comunidad compartieron sus vivencias a lo largo de 33 años. Asimismo, expresaron su agradecimiento al PNUD y a las organizaciones socias del PAJUST: la FAFG, quien realizó la exhumación y los estudios forenses que hicieron posible la identificación de los restos; el GAM, quien acompañó el proceso jurídico y social, y Tierra Nueva, quien brinda atención psicosocial a los familiares, así como al CICR, por acudir a su llamado y hacer posible que sus familiares contaran con una digna sepultura, de acuerdo a sus creencias y tradiciones.

Tras la ceremonia Maya K’anjobal con la participación de más de 200 personas, el 21 de enero las familias de Quiquil pudieron finalmente dignificar la vida de sus seres queridos.  “Están de vuelta en casa y podremos visitarlos, traerles sus flores,” expresó Ana al final de la ceremonia, junto al nicho de su hermano y rodeada de su familia.

La búsqueda de personas ejecutadas o desaparecidas durante el enfrentamiento armado, para identificar sus restos y devolverlos a sus familiares para una sepultura digna, es un elemento esencial para la reparación. Sin embargo, una reparación transformadora, que aborde la desigualdad, la exclusión y la pobreza como causas profundas del conflicto, y que encauce el desarrollo humano sostenible, es un proceso aún pendiente en comunidades como Quiquil.

Dado el agresivo recorte presupuestario que sufrió el PNR el 31 de diciembre de 2015, pasando de Q300 millones a 25, se hace aún más difícil que este ente estatal cumpla con su mandato de resarcir, de manera integral,  los daños causados a  las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos cometidos durante el enfrentamiento armado interno.

La Comisión de Esclarecimiento Histórico –CEH- estimó que el enfrentamiento armado interno dejó un saldo de más de 200,000 víctimas y más de 45,000 desaparecidos.  Entre ellos, alrededor de 5,000 niños.

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe