A 20 años de los Acuerdos de Paz: Demandas de verdad, justicia y reparación digna de las víctimas de Enfrentamiento Armado Interno

25-feb-2017

Víctima del Enfrentamiento Armado Interno coloca la Rosa de la La Paz en Palacio Nacional de la Cultura. Fotografía: PNUD Guatemala/Sol Velásquez

 

Guatemala, 25 febrero 2017.- El pasado 29 de diciembre de 2016 se conmemoraron 20 años de la Firma de los Acuerdos de Paz Firme y Duradera, los cuales además de poner fin a 36 años de Enfrentamiento Armado Interno (EAI), buscan resolver los principales problemas del país, a través de reformas sustantivas de carácter socioeconómico, político y relativas a los derechos de los pueblos indígenas, entre otros.  

En ese marco, la Red Nacional de Víctimas, el Concejo Nacional de Víctimas y el Movimiento Nacional de Víctimas Q’anil Tinamit realizaron, durante los últimos meses de 2016, cinco consultas regionales en el país para evaluar el grado de cumplimiento con los Acuerdos de Paz por parte del Estado. Realizaron análisis sobre los avances y obstáculos relacionados con la implementación de las recomendaciones de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH), la búsqueda de los desaparecidos, el acceso a la justicia y la reparación digna. 

El proceso, también contó con el apoyo del Procurador de los Derechos Humanos (PDH), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), el Centro de Análisis Forense y Ciencias Aplicadas (CAFCA), Impunity Watch y el Programa de Apoyo a la Justicia de Transición (PAJUST) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). 

Estas consultas permitieron que las organizaciones locales de víctimas externaran sus percepciones y valoraciones sobre el impacto de los Acuerdos en las comunidades afectadas, así como el planteamiento de demandas prioritarias para retomar la agenda de la paz. 

Se contabilizó la participación de más de 400 representantes locales de organizaciones y comités de víctimas de las zonas más afectadas por el EAI: Chimaltenango, Santa Cruz del Quiché, Santa María Nebaj, Huehuetenango, Cobán, Baja Verapaz, Petén, Ixcán y la Costa Sur. 

Lucy Turner, Coordinadora del Programa de Acompañamiento a la Justicia de Transición, PAJUST, del PNUD, opina que, “la participación de las víctimas es fundamental en procesos de justicia de transición, para asegurar que sus perspectivas están en el centro. Valoramos y respaldamos este esfuerzo de las organizaciones de víctimas de recoger desde las bases las prioridades de las víctimas, y trasladarlos al Estado para su seguimiento”.

A través de estas consultas, se contribuye al empoderamiento de las víctimas y sobrevivientes del EAI, y su reconocimiento como sujetos de derechos y protagonistas de la construcción de la paz. 

Las demandas de las víctimas fueron presentadas ante representantes del Organismo Ejecutivo, Legislativo y Judicial, el Procurador de los Derechos Humanos en un acto público que se llevó a cabo en el Palacio Nacional de la Cultura en la ciudad de Guatemala el 16 de noviembre de 2016, y se propuso el establecimiento de una mesa de alto nivel como mecanismo de seguimiento.

 

Reconocen avances

De acuerdo a las opiniones de los participantes en las consultas, existen avances en la implementación de los Acuerdos de Paz, entre ellos:

-       La identificación de cementerios clandestinos y la realización de exhumaciones en los destacamentos militares, debido a las investigaciones del Ministerio Público y las órdenes judiciales competentes.

-       La aplicación de leyes y convenios internacionales en materia de derechos humanos en las sentencias condenatorias contra los responsables de delitos graves ocurridos durante el EAI, los cuales dignifiquen a los pueblos indígenas y las mujeres, como en los casos de “Genocidio ixil” y “Sepur Zarco”.

-       La participación de las víctimas en el diseño y creación del PNR,  así como, en múltiples mesas de trabajo con los distintos actores de los gobiernos, funcionarios y la Comisión Nacional de Resarcimiento para impulsar la aprobación de la iniciativa de ley 3551 sobre el Programa Nacional de Resarcimiento.

-       La conmemoración del Día Nacional de la Dignidad de las Víctimas del Conflicto Armado Interno cada 25 de febrero.

-       El reconocimiento y respeto a la identidad y derechos culturales de los pueblos indígenas, tal como, el uso del idioma materno y vestimentas propias en la escuela y la implementación de la enseñanza bilingüe intercultural. 

-       La creación de instituciones para la protección de los Pueblos Indígenas como la Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo contra los Pueblos Indígenas de Guatemala (CODISRA) y la Defensoría de la Mujer Indígena (DEMI). 

 

Desafíos a enfrentar

No obstante los avances que se registran, aún se presentan importantes brechas que enfrentar por lo que, quienes participaron en el proceso, consideran necesario retomar la agenda que plantean los Acuerdos para la transformación de la sociedad y en especial, para atender las demandas de las víctimas que aún están pendientes de cumplir por parte del Estado.

Las propuestas de las víctimas están enfocadas en:

-       La aprobación del marco normativo necesario para garantizar los derechos de las víctimas de EAI, en particular la iniciativa de ley 3590 para crear la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Víctimas de Desaparición Forzada y otras Formas de Desaparición, así como la iniciativa de ley 3151 para garantizar la institucionalidad del Programa Nacional de Resarcimiento. 

-       Otorgar el presupuesto adecuado a todas las instituciones responsables de garantizar los derechos de las victimas del EAI, en particular para el PNR a fin de cumplir con la responsabilidad de ofrecer una reparación digna a todas las víctimas.

-       La incorporación del contenido del Informe de la CEH en el currículo nacional base de educación primaria y secundaria para que los niños y jóvenes conozcan la verdad histórica del EAI, de manera que estos hechos no vuelvan a repetirse.

-       Diseño, implementación y financiamiento de una política efectiva de búsqueda de personas desaparecidas, que incluya lo relativo a exhumaciones, identificaciones, inhumación de osamentas y reencuentros de familiares sobrevivientes.

-       El cumplimiento de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por parte del Estado de Guatemala.

-       Limitar las tareas del Ejército al resguardo de las fronteras y fortalecer las capacidades de la Policía Nacional Civil (PNC) de acuerdo a lo establecido en los Acuerdos de Paz.

-       Impulsar políticas efectivas para la eliminar el racismo y la discriminación contra las mujeres y Pueblos Indígenas en toda la sociedad, asumiéndolo desde las instituciones estatales.

-       La promoción de una política de restitución de tierras para las víctimas que abandonaron sus hogares por la represión y la implementación de una reforma agraria que incluya el impulso al desarrollo rural integral, desde la visión de los campesinos, mujeres e indígenas.

-       Continuar con la investigación y sanción de los responsables intelectuales y materiales de las violaciones graves a los derechos humanos cometidas durante el EAI.

-       Respeto y protección a los derechos colectivos de los pueblos indígenas, respetando los Convenios internacionales ratificados por Guatemala. 

 

Uno de los propósitos fundamentales de los Acuerdos de Paz Firme y Duradera es reconocer y reparar los daños causados a las víctimas del enfrentamiento armado interno, así como promover su derecho a la verdad, la justicia, las medidas de reparación digna y las garantías de no repetición. Estos compromisos están contenidos en el Acuerdo Global sobre Derechos Humanos, el Acuerdo para el Reasentamiento de las Poblaciones Desarraigadas por el Enfrentamiento Armado, el Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas y el Acuerdo sobre el Establecimiento de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico.

Cada 25 de febrero, el Estado de Guatemala esta llamado a honrar la memoria de las víctimas del Enfrentamiento Armado Interno, y a reconocer que a través del conocimiento de la verdad, el acceso a la justicia, a la reparación digna y la aplicación de medidas de no repetición se contruye el camino para consolidar la paz.

El PNUD, a través del PAJUST, apoya el desarrollo de capacidades del Estado y de la sociedad civil para el ejercicio integral de los derechos a la verdad, justicia y reparación de las víctimas del enfrentamiento armado interno de Guatemala, y promueve medidas para la no-repetición de graves violaciones a los derechos humanos en el futuro

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe