Miles de Guatemaltecos se unen para limpiar calles y playas del Pacífico

25-abr-2017

Voluntarios recolectando basura orgánica e inorgánica en la Playa El Semillero, Tiquisate, Escuintla. Foto: David Carías/MARN

Guatemala 25 de abril 2016.- En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Madre Tierra, se realizó por séptimo año consecutivo la campaña de limpieza, Limpiemos Nuestra Guatemala 2017. Esta es una iniciativa de Fundación Azteca Guatemala de Grupo Salinas y sus patrocinadores Banco Azteca, Bimbo de Centroamérica, Fundación Montecarlo Verde y el Instituto Nacional de Electrificación (INDE). También se suman a esta iniciativa, el  Ministerio de Educación (MINEDUC), el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), con el apoyo del Proyecto Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés).

¿Cómo nace?
La campaña Limpiemos Nuestra Guatemala arrancó en el año 2012, logrando movilizar a más de un millón 173 mil 841  voluntarios a nivel nacional, quienes colaboraron en seis campañas realizadas anteriormente. De esta cuenta, se logró la recolección de más de 6 mil (6,000) toneladas de basura. Cada año, gran parte del voluntariado lo integran  jóvenes que realizan diferentes actividades ecológicas.

Desde el comienzo, esta iniciativa se planteó como objetivo principal sensibilizar a la población sobre el problema que genera la basura no tratada. Es decir, la basura que se tira en las calles y el efecto que produce en el ambiente, así como las posibles soluciones, incluyendo los beneficios sobre el reciclaje. Este año se sumó una jornada de reforestación en el Parque Naciones Unidas ubicado en el municipio de Amatitlán del departamento de Guatemala. 

El enfoque de este esfuerzo conjunto  es posicionar en la mente de las y los guatemaltecos el lema: “Tirar basura es inaceptable”, y que a través del  cambio de actitud en las personas se logre  que calles y playas estén más limpias.

Para 2017,  se buscó reforzar la limpieza en las playas, ya que los mares y océanos son amenazados por diferentes tipos de residuos y desechos sólidos como las bolsas plásticas, las colillas de cigarros, platos, vasos, botellas desechables y otros residuos que ponen en alto riesgo a cientos de especies  marinas. 


La limpieza como una estrategia de prevención  
En los últimos 20 años, se ha incrementado el uso de plásticos que sirven una sola vez, generando más contaminación en los mares y dañando los ecosistemas además de provocar la muerte de muchos animales marinos. El 40% de los océanos del mundo se ven afectados, en parte, por la contaminación. Por esta razón, Limpiemos Nuestra Guatemala 2017 se sumó al cumplimiento de la Agenda 2030 por medio de la limpieza en playas para contribuir al alcance del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14 Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

El ODS 14 establece como una de sus metas principales, para el año 2025, prevenir y reducir de manera significativa la contaminación marina de todo tipo, en particular la contaminación producida por actividades realizadas en tierra firme. En ese sentido, limpiar las playas es una de las forma de prevenir la contaminación de los océanos y evita que todas las especies de marinas  confundan la basura con alimentos. Esta situación  ya sucede con las tortugas marinas que confunden las bolsas plásticas  con medusas y al comerlas, les ocasiona la muerte por asfixia o intoxicación. 


Limpiemos Nuestra Guatemala 2017 supera las expectativas
Durante la campaña realizada en el presente año, se logró superar las expectativas con respecto a los años anteriores, ya que se movilizó a más de 502 mil 480 voluntarios a nivel nacional, organizados en más de cinco mil 395 brigadas registradas, llegando a recolectar un total de 4,700 toneladas de basura, siempre con el objetivo principal de posicionar el lema “Tirar basura es inaceptable”.

Cinco departamentos del Pacífico que tienen sector playa participaron activamente a través de 173,093 voluntarios, divididos en: Escuintla 117,199; Jutiapa 25,514; Retalhuleu 3,000; Santa Rosa 1,700 y Suchitepéquez 25,680; lo cual equivale a un total de 2,341 brigadas que limpiaron las playas y calles aledañas.

El MARN apoyó a través de sus delegados departamentales a nivel nacional como parte de los comités organizadores y con el apoyo del Proyecto “Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras” se contribuyó con kits de limpieza para las municipalidades y se realizaron actividades de concientización, reciclaje y limpieza en diferentes playas del Pacífico, junto a autoridades locales y diversas organizaciones. 

El MINEDUC tuvo una participación activa a través de la convocatoria de jóvenes para participar a nivel nacional. Adicionalmente, los docentes impartieron charlas sobre reciclaje y reforestación a las instituciones educativas participantes. El INDE contribuyó con la entrega de árboles que se plantaron en el Parque de Naciones Unidas para la labor de reforestación. 

De esa cuenta, así como esta iniciativa se compromete con el ODS 14, también como un valor agregado responde al ODS 17 que llama a Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la alianza mundial, ya que solo a través de la suma de esfuerzos se logrará hacia 2030 un Desarrollo Sostenible donde el Planeta y las Personas son fundamentales.