Finaliza con éxito Proyecto de Impulso al Desarrollo de Turismo Sostenible en Áreas Protegidas

15-nov-2017

Guatemala 26 de octubre de 2017. Tras casi 5 años de ejecución se clausura el proyecto “Promoviendo el Ecoturismo para Fortalecer la Sostenibilidad Financiera del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas –SIGAP-”. Dicho proyecto fue ejecutado entre los años 2013 y 2017 por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas - CONAP- con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés). La meta perseguida fue la conservación de la diversidad biológica de importancia global existente en Guatemala a través de promover el turismo sostenible en áreas protegidas como vehículo de financiación para las mismas. Sus principales líneas de trabajo fueron el  fortalecimiento del marco legal y político, y la mejora de la capacidad institucional para el desarrollo y manejo de un turismo sostenible con impacto positivo sobre las áreas protegidas.

Como principales resultados, el proyecto logró la declaración de dos nuevas áreas protegidas en el Departamento de Sololá, siendo estas el Parque Regional Municipal Mirador Rey Tepepul, en Santiago Atitlán, y la Reserva Natural Privada Comunitaria Corazón del Bosque, en Santa Lucía Utatlán. A su vez, se reformaron políticas y normativo tales como la política sobre las actividades de visita en áreas protegidas o el normativo de co-administración y gestión compartida, piezas clave para una mejor coordinación de socios conservacionista a la hora de sumar esfuerzos en la gestión territorios ecológicamente sensibles. A su vez, se diseñaron valiosas herramientas de gestión como una guía para el cálculo del potencial turístico de un área protegida, un sistema para el monitoreo de impactos del turismo y 5 manuales de buenas prácticas de gestión de turismo sostenible dirigidos específicamente a touroperadores, hoteles, restaurantes, guías turísticos y a los administradores de destinos turísticos en áreas protegidas con visitación turística. A su vez, el proyecto apoyó a 7 áreas protegidas del Altiplano Occidental en el diseño de sus planes maestro, sus planes de gestión y manejo de visitantes y sus planes de negocio, y se puso en marcha un programa a nivel nacional de apoyo al emprendimiento turístico, el Programa Impulsa, que actualmente se ejecuta de forma conjunta con el Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT).

El pasado 26 de octubre se celebró la ceremonia de clausura, la cual tuvo lugar en el Parque Ecológico Corazón del Bosque, una de las áreas beneficiadas por el proyecto. En el evento participaron personalidades del CONAP, PNUD e INGUAT, así como autoridades municipales, locales e indígenas. Conscientes de la importancia del turismo como aliado para la conservación, cada uno de ellos manifestó su compromiso en dar continuidad a los resultados del proyecto con el fin de utilizar el enorme potencial del turismo como fuente generadora de ingresos que apoye a enfrentar los riesgos que amenazan las áreas protegidas de Guatemala.

El ingeniero Elder Figueroa, Secretario Ejecutivo del CONAP, recordó desde el año 2010 Guatemala es uno de los 20 países Megadiversos Afines, y que este selecto grupo de países concentra en tan solo 10% de la superficie del planeta alrededor del 70% de la diversidad biológica conocida, sustentando a más de la mitad de la población mundial.  De ahí la enorme responsabilidad de Guatemala en velar por la conservación de este incalculable patrimonio natural y cultural, para lo cual el SIGAP es pieza clave gracias a su creciente red áreas protegidas (337 en la actualidad), las cuales cubren el 32% del territorio nacional.

Por su parte, Nely Herrera, Analista de Monitoreo y Evaluación del PNUD, felicitó a todos los socios participantes del proyecto e instó a continuar los esfuerzos de cooperación interinstitucional con el fin, no solo de sostener los resultados generados, sino de ampliar su alcance e impacto. Destacó que la reducción de un 18% en la brecha financiera del SIGAP en el altiplano occidental es una visible señal de que existen mecanismos efectivos para mejorar la financiación de las áreas protegidas y que con un adecuado marco de colaboración, dichos mecanismos tienen garantía de éxito.

Como punto final al evento y al proyecto, las Municipalidades y Asociaciones Comunitarias participantes recibieron un reconocimiento por su invaluable labor en favor de la conservación y el desarrollo inclusivo y sostenible de Guatemala.

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global