El Plan de Recuperación Temprana considera a las familias afectadas por la erupción del Volcán de Fuego

25-jun-2018

Cluster de Recuperación, Ana María Díaz, Directora de País del PNUD, General Manuel Pineda Saravia, Viceministro de la Defensa y Arq. Luis Ovando, Subsecretario de Planificación y Ordenamiento Territorial, Segeplán. Fotografía PNUD/Iván Lungo

Tras la erupción del Volcán de Fuego ocurrida en Guatemala el pasado 3 de junio, desde el Sistema de las Naciones Unidas se activaron diversos mecanismos de coordinación para dar respuesta a la emergencia, entre ellas, la fase de recuperación de los medios de vida de las personas.

Uno de estos mecanismos es el Equipo Humanitario de País, que cuenta con 5 clústeres, que son mecanismos que atienden temáticas específicas, tales como, salud, educación, nutrición, recuperación. Cada clúster está integrado por las distintas Agencias, Fondos y Programas del Sistema de las Naciones Unidas, así como, instituciones de gobierno y organizaciones humanitarias y la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED).

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) lidera el Clúster de Recuperación que apoya los procesos de recuperación post desastre en el marco de las políticas públicas del país. En este caso, también implica la rehabilitación de las familias afectadas por la emergencia ocasionada por la erupción del Volcán de Fuego. La mesa está integrada por el Ministerio de la Defensa, SEGEPLAN, SE-CONRED y PNUD.

El pasado 25 de junio este equipo se reunió para dar seguimiento a las acciones y sentar las bases para el proceso de recuperación que se llevará a cabo a lo largo de los siguientes meses.  

Ana María Díaz, Directora de País del PNUD se refirió a la recuperación como la oportunidad de iniciar un proceso que transforma y a su vez repara. “Es clave en esta etapa tener presente quiénes son los actores del proceso de recuperación: en primer lugar las comunidades, las personas afectadas, las organizaciones comunitarias, las microempresas, todo el tejido comunitario el cual tiene que ser parte activa en el proceso de recuperación”, indicó la funcionaria.

De las lecciones aprendidas que se tienen en Guatemala, en cuanto a recuperación y rehabilitación se refiere es que son más efectivas cuando todos los actores involucrados reconocen que se trata de un proceso largo, un proceso que toma tiempo y conlleva distintas etapas, en las cuales todas las actividades se integran.

Por otro lado, en un entorno post-desastre la toma de decisiones se torna compleja, tanto en tiempo con sus posibles repercusiones, como con lo que supone diseñar e implementar planes de recuperación a corto plazo, esto debe de ser de inmediato, pero a su vez conviviendo con ese largo plazo en los cuales, de por sí, hay contextos de desarrollo que son desafiantes en situaciones normales.

Es en momentos de post desastre cuando se exacerba el fenómeno llamado “la tiranía de lo urgente”, y surge la necesidad de actuar con urgencia lo cual puede llevar a la toma decisiones con celeridad, incluso desde las mismas personas afectadas. Sin embargo, es necesario que no perjudique o conduzca a tomar resoluciones apresuradas que después pueden reproducir vulnerabilidades.

undp_gt-Cluster-02-Jun-22-2018Cluster de Recuperación. Fotografía PNUD/Iván Lungo

De igual forma, y durante el desarrollo de esta reunión, el General Manuel Fernando Pineda Saravia, Viceministro de la Defensa se refirió a las tres mesas constituidas para la emergencia, siendo éstas: la mesa de planificación y presupuesto, la mesa de rehabilitación y la mesa de reconstrucción. Indicó que se le ha dado seguimiento a todos los temas de la emergencia en estas mesas y que las mismas están integradas por representantes de todas las instituciones de gobierno y por todas las personas que quieren apoyar, y así conjuntamente dar respuesta coordinada y no duplicar actividades.

En la mesa de rehabilitación se identificaron las áreas afectadas y la responsabilidad de cada una de las instituciones, dentro de ese marco, a Conred como el centro de reacción con el manejo de toda las actividades.  Desde el momento que se integró la mesa, se contó con información de las personas y comunidades afectadas, los lugares evacuados y la atención de la emergencia. El objeto de la mesa de rehabilitación y recuperación es precisamente recuperar los medios de vida, reducir riesgos y asegurar condiciones para el desarrollo futuro, así como, minimizar las consecuencias del desastre y de la población afectada, restaurar el bienestar social, reducir la exposición futura a peligros y riesgos.

Dentro de las prioridades están las siguientes:

  • Retomar a corto plazo la actividad escolar, en las escuelas que de momento son ocupadas por albergues colectivos.
  • Garantizar la seguridad alimentaria y salud de la población que se encuentra en los albergues, entre otros debido al alto número de personas que fueron afectadas.
  • Rehabilitar con medidas de mitigación la infraestructura vial del área afectada, la situación de los puentes dañados, la rehabilitación de todos los servicios básicos en las áreas afectadas: energía eléctrica, agua potable, entre otros.
  • Evaluar la viabilidad del nuevo asentamiento en el que se incluya un proceso de recuperación física, económica, psicológica, social, con un enfoque de gestión de riesgo.
undp_gt-Cluster-03-Jun-22-2018Preguntas y comentarios, Cluster de Recuperación. Fotografía PNUD/Iván Lungo

En su intervención, Phil Helman de la Oficina de los Estados Unidos de Asistencia para Desastres en el Extranjero, de USAID (USAID/OFDA) comentó que es importante discutir otro tema para la población afectada. Y es que “hasta el momento el apoyo va directamente a los damnificados, directamente hacia donde llegaron los flujos piroclásticos; sin embargo a raíz de esa erupción existe una gran cantidad de material volcánico en los laterales del volcán, los cuales entre el efecto de la gravedad y entrada de la época lluviosa han provocado lahares y esto podría representar una amenaza bastante grande”.

Tanto el PNUD como OFDA han apoyado con recursos financieros la llegada de dos expertos. Por su parte, PNUD con un vulcanólogo ecuatoriano y OFDA, con uno del Servicio Geológico de los Estados Unidos. Ambos coinciden en su análisis que uno de los temas de mayor importancia es salvaguardar las vidas de todas las comunidades en la parte baja y la periferia de Escuintla, así como, en otros lugares donde se considera pudieran llegar lahares durante la etapa fuerte de la época lluviosa.

De acuerdo a Helman, en las conversaciones con el personal del Insivumeh, es necesaria la creación de una red y la instalación de un sistema de alerta temprana (SAT) ante posibles sucesos. Se hizo énfasis, aclarando que en ningún momento se pretende, por parte de las organizaciones y de los expertos, promover el desalojo de personas. El enfoque del tema es directamente para la instalación de un sistema de aviso preventivo con medidas diseñadas para proporcionar protección de carácter permanente ante eventuales sucesos, impidiendo la aparición de una catástrofe desencadenante y reduciendo su intensidad a fin de evitar que precipite un desastre causando daños, desestructuración y víctimas.

undp_gt-Cluster-05-Jun-22-2018Preguntas y comentarios, Cluster de Recuperación. Fotografía PNUD/Iván Lungo

Luis Ovando, Subsecretario de Subsecretario de Planificación y Ordenamiento Territorial de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplán), compartió que se está trabajando en una propuesta de carácter de recuperación post desastre, más sostenida, de mediano y largo plazo. Esto a pesar de que no ha terminado la emergencia, los lahares siguen descendiendo y persisten problemas que no se han terminado de solucionar. No obstante, a dos semanas del incidente se tiene casi solucionado el tema de los albergues, se solucionó el tema de la dotación alimentaria y de los recursos para que las instituciones puedan ejecutar financieramente.

La prioridad en el tema de atención a la respuesta inmediata y de rehabilitación, en base a los instrumentos que están en el Plan Nacional de Respuesta y el Marco Nacional de Recuperación.

El funcionario de gobierno expresó que como objetivo se tiene que el plan de recuperación post desastre esté articulado e integrado con los esfuerzos de largo plazo que el país ha planteado desde el 2014.  Desde el K´atun se plantea el tema de riesgo y se debe incorporar a cada uno de los procesos administrativos, técnicos, financieros, legales y de participación social que tienen que ver con todas las instituciones del país, las 149 instituciones en el país.

El riesgo es inherente a los procesos de planificación, ya que es anticiparse a ello, no en función de los desastres sino en función del desarrollo, ése es el rol al que se aspira con el plan de recuperación post desastre, la incorporación de procesos de planificación y programación impulsados como país.

Por último, Ovando agradeció el apoyo de las personas, empresas, instituciones nacionales e internacionales y de los países amigos “se tiene una cantidad fuerte de donaciones, agua, alimentos, productos de higiene personal, ropa, entre otros, los cuales se encuentran en los centros de acopio en el proceso de organización, clasificación e inventario con la debida transparencia”.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe