Fotografía: PNUD Guatemala

#DiaInternacionaldelasMujeresRurales

En este importante día que celebramos el Día Internacional de las Mujeres Rurales bajo el tema "Las mujeres rurales cultivan alimentos de calidad para todas las personas" hacemos un llamado a la urgencia y al cambio para erradicar todas las formas de discriminación, violencia y desigualdad que hoy enfrentan muchas mujeres rurales. Las mujeres rurales cumplen un papel muy importante en la vida comunitaria, como principales proveedoras de los alimentos a sus familias, así como en la producción agroalimentaria y en el ingreso familiar a través de la venta de los productos que producen.

De acuerdo con el Informe del Secretario General de las Naciones Unidas “Nuestra Agenda Común” (ONU 2021) la pandemia del COVID-19 ha hecho que otros 124 millones de personas caigan en la pobreza extrema, lo que a la vez amplia la brecha de pobreza en función del género, por lo que hay más mujeres que hombres en condiciones de extrema pobreza. Para ello, se plantean acciones urgentes que faciliten la inclusión económica de las mujeres, la igualdad salarial y el aumento en la inversión para el apoyo a las empresarias incluyendo a las mujeres más jóvenes. Hoy tenemos una agenda en común para lograr mejorar los medios de vida de las mujeres rurales, borrando las barreras que limitan el acceso a una mejor educación, a la representatividad en esferas de la vida pública, en espacios de toma de decisión, a la capacidad para organizarse bajo una figura legal que les permita acceder a capital social para invertir en sus emprendimientos, generando rentabilidad y productividad a una mayor escala, accediendo a mejores mercados y al comercio digital.

La inversión dirigida a emprendimientos y/o MIPYMES lideradas por mujeres es crucial para el desarrollo sostenible del país, considerando que el 51% de la población son mujeres jóvenes (INE 2021) y el 46 % de las personas vive en zonas rurales. Sabemos que la pandemia ha afectado el cumplimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y debemos acelerar varias medidas urgentes para el logro de ellos que abarcan aspectos sociales, económicos y ambientales, pero debe hacerse desde una perspectiva inclusiva y de igualdad entre los géneros.

La pandemia ha acelerado la digitalización en todas las esferas, sin embargo, las brechas para el acceso a medios digitales y tecnologías de la información y comunicación se han ampliado para las mujeres rurales. Guatemala tiene una de las tasas más altas de personas que no utilizan internet en la región y solo el 43% de los usuarios están suscritos a internet en el móvil (PNUD 2021). Esto limita el desarrollo económico de las mujeres rurales y representa una barrera para acceder a mejores mercados y consolidar sus emprendimientos.

Es urgente y necesario para el país abordar esta problemática con un enfoque innovador, inclusivo y equitativo para generar acciones que permitan acceder a las mujeres rurales a medios digitales y tecnologías que aceleren su progreso, fortaleciendo las capacidades de liderazgo, organizativas, empresariales y financieras.

El Programa de Pequeñas Donaciones del GEF implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo desde 1997 ha impulsado una agenda para el empoderamiento de la mujer indígena y rural a través de emprendimientos con grupos de mujeres en donde el desarrollo de sus capacidades ha sido el eje principal, incrementando sus ingresos y economía familiar mejorando sus medios de vida y salud. En el marco de la Iniciativa de Apoyo de Emprendimientos Liderados por Mujeres se impulsarán iniciativas que apoyen la expansión y escalamiento de emprendimientos verdes liderados por mujeres transformando sus productos, ampliando las redes de distribución, acelerando su presencia en mercados y mejorando su acceso a plataformas y pagos digitales. La iniciativa busca que los emprendimientos de mujeres sean sostenibles y puedan acceder a mecanismos financieros que les permita reinvertir en su crecimiento, rentabilidad y sostenibilidad al mediano y largo plazo.

El enfoque de género 4.0 es un llamado a la sociedad para transformar de forma innovadora e inclusiva nuestros sistemas para reducir las brechas que limitan las capacidades y el progreso de las mujeres rurales lo que tendrá un impacto en la reducción de la pobreza, desnutrición, hambre y en el desarrollo económico de las comunidades rurales del país, sin dejar a nadie atrás.

Escrito por: Caroll Dardón

Licenciada en Relaciones Internacionales con Posgrado en Gestión de Proyectos (MPM) y Políticas Públicas. Trabaja como Coordinadora del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo- PNUD.

Icon of SDG 05 Icon of SDG 08

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global