Fotografía: PNUD Guatemala/Juan Luis Sacayón

 

La implementación de proyectos para la gestión sostenible del  recurso hídrico  es un tema fundamental no solo para la naturaleza y sus ecosistemas, también para la sociedad en general. Esto se debe a que dependemos del agua para casi todas las cosas que hacemos; la utilizamos  a nivel de hogar para el consumo humano , a nivel agrícola y ganadero para riego y consumo animal, así como para los procesos de transformación de los productos agropecuarios, y a nivel industrial se usa como materia prima, así como refrigerante, solvente y en distintas partes de los procesos de transformación de los productos.

Debido a que el agua es el líquido vital, en la mayoría de los casos se da por sentada su existencia y, en muchos casos, se olvida la importancia que tiene su conservación y uso adecuado. Es por esto que es importante que los diferentes sectores comprendan el grado de vulnerabilidad que existe debido a eventos climáticos y la mala gestión de recursos naturales que pueden afectar su distribución, reducir su volumen y afectar su calidad, ya que al comprender esto, se facilitaría la implementación de esquemas de manejo sostenible del agua y las cuencas donde esta fluye.

Para promover la gestión sostenible de las cuencas y el agua es necesario desarrollar acciones encaminadas a conservar la cobertura vegetal, evitar la erosión del suelo, la siembra de árboles, la organización y fortalecimiento institucional para reducir la vulnerabilidad ante las inclemencias climáticas y promover el uso eficiente del agua, entre otros.

En el país no existen muchas iniciativas de este tipo, por lo que hay que apoyar las que se están desarrollando y promover el desarrollo de nuevos proyectos, así como dar a conocer sus resultados para que puedan ser replicados a nivel nacional. Una de las iniciativas es la unidad de riego de Teculután, que a lo largo del tiempo ha sido un ejemplo del uso del agua para el desarrollo de procesos agropecuarios (especialmente de cultivos de melón y sandía) al mismo tiempo que se promueve la conservación de la naturaleza. Para esto, han estipulado pagos por medio de cuotas que en cierto porcentaje se encamina a la conservación de los recursos naturales en las áreas donde el agua nace de la tierra; es decir, en la parte alta de la cuenca. Además de promover la eficiencia en el uso del recurso hídrico, a través de la implementación de riego que han aumentado la eficiencia de irrigación, lo cual ha incidido en incremento en la productividad y una reducción en los costos de producción.

Eduardo Mayen, coordinador del distrito Matanzas del municipio de San Jerónimo en Baja Verapaz, explica que ¨gracias al apoyo del Fondo del Agua y a la implementación de varios proyectos, se han vinculado los consejos de desarrollo para realizar trabajos en el manejo integrado de cuencas, uso sostenible del recurso hídrico y han logrado trabajar con el comité de Agua de la cuenca del río San Jerónimo¨. Esta iniciativa llevó a la formación de la Asociación de la cuenca del río San Jerónimo que actualmente está conformada por diferentes actores sociales tanto municipales como los comités de agua de la municipalidad de dicho lugar.

Mayen relata que, ¨un aspecto importante ha sido la organización local que fue promovida mediante la implementación de ocho proyectos con la participación de los diferentes sectores, logrando como uno de los principales resultados la creación del reglamento municipal del agua de los ríos del municipio de San Jerónimo¨; este documento fue socializado y aprobado por la población siendo posteriormente publicado en el diario oficial¨. Estos resultados no hubiesen sido posible sin el apoyo del Fondo del Agua y el financiamiento de las organizaciones que apoyan este mecanismo.

En todos los sectores es imperativo continuar el diálogo con las comunidades y actores relevantes para seguir con todas las actividades que promueve el Fondo del Agua, de tal manera que se facilite la implementación de los planes y programas en el manejo integrado de cuencas con el fin de la conservación del recurso hídrico.

El fondo del Agua busca “Lograr el manejo integrado de cuencas, la conservación de biodiversidad y la sostenibilidad de recursos hídricos del Sistema Motagua Polochic para el bienestar socioeconómico de la población y los usuarios del agua”. Asimismo: “Ser la organización integradora de los diferentes sectores de usuarios del agua en el Sistema Motagua Polochic, promoviendo investigación, cambios de actitud y mecanismos legales, financieros y de inversión que se reflejen en la eficiencia de la gestión hídrica, garantizando su calidad y cantidad, y conservando las fuentes de agua de la Reserva de Biosfera Sierra de las Minas”.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) apoya al fortalecimiento del Fondo del Agua a través de la alianza de dos iniciativas, la Iniciativa de Finanzas para la Biodiversidad -BIOFIN- fase II que tiene como objetivo la implementación de soluciones financieras que contribuyan a la conservación y usos sostenible de la biodiversidad y contrarrestar los efectos del cambio climático con el fin de reducir la brecha financiera de la Política Nacional de Diversidad Biológica (PNDB) y el Plan de Acción Nacional de Cambio Climático (PANCC). Y el Programa de Apoyo a NDC del (PNUD) que tiene como objetivo la creación de capacidades nacionales para el cumplimiento de las contribuciones nacionales determinadas (NDC por sus siglas en inglés) que promueve la reducción de emisiones de gases efecto invernadero implementando acciones de adaptación y mitigación al cambio climático en función del acuerdo de París.

 

Fotografía: Defensores de la Naturaleza
Icon of SDG 08 Icon of SDG 12 Icon of SDG 13 Icon of SDG 14 Icon of SDG 15 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global