Fotografía: PNUD Guatemala/Juan Luis Sacayón

 

Una de las grandes amenazas para Guatemala es el cambio climático, ya que sus impactos afectarán el sistema ambiental, económico, y social. Varios autores indican que Guatemala es uno de los países más vulnerables al cambio climático, este es el caso de Eckstein, Künzel, & Schäfer (2018)[1] que indican que ocupa el lugar número 11 a nivel mundial, y Mapplecroft (2014)[2] que nos ubican como el segundo país más vulnerable en América Latina.

Los modelos generales de circulación indican que hacia finales de la década de 2070 las temperaturas podrían incrementarse en 2.2 grados centígrados[3] y esto tendrá un impacto directo en el ciclo hidrológico. Esto se debe a que con el aumento de la temperatura se incrementará la demanda de agua de las plantas, y ecosistemas, y la distribución y la intensidad de las lluvias variará.  

En el país se ha identificado que al menos el 18% del territorio es susceptible a la sequía estacional y se proyecta que en 2050 este porcentaje aumente a 37%. Las zonas semi áridas y subhúmedas secas ocupan en 3% del territorio, pero se proyecta que podrían ocupar el 8% en 2030 y el 24% en 2050[4] .  

El cambio climático tendrá un impacto económico severo en el país, CEPAL identificó que los costos económicos del cambio climático en América Latina y el Caribe a 2050 serán de entre el 1.5% y el 5% del PIB regional[5]. En Guatemala se estima que el costo acumulado del impacto del cambio climático alcanzará valores de 4.34% en 2030, de 11.91% en 2050 y un 63.63% para 2100[6].

Uno de los sectores más afectados por el cambio climático será el agrícola. Autores como CEPAL (2018) indican que los cambios en el clima incidirán en la reducción de los rendimientos de maíz, frijol, arroz, y café, que en el año 2100 podrían llegar hasta 70%, 78%, 79%, y 92% respectivamente[7].

Pero no es necesario esperar para sufrir los efectos de los cambios en el clima. Las amenazas de origen hidrometeorológico ya están afectando al país, FAO (2018) estima que en 2016 fueron afectadas 1.5 millones de personas, en su mayoría pequeños agricultores de subsistencia[8].

A pesar de la importancia que tiene la inversión en cambio climático, esta no supera el 1.2% del presupuesto nacional[9]. Es por esto que resulta de vital importancia desarrollar mecanismos financieros que apoyen medidas encaminadas a la adaptación y mitigación del cambio climático.

Dentro de estos mecanismos están los seguros agrícolas verdes. Los cuales reducen las pérdidas de las cosechas de los productores, al mismo tiempo que los incentiva a implementar prácticas de manejo que les permitan ser más resilientes a las condiciones cambiantes del clima, y conservar la fertilidad natural del suelo (las prácticas de sostenibilidad productiva y la no movilidad hacia nuevas tierras de cultivo con cobertura forestal son parte de las condiciones para acceder al seguro).

Se sabe que en el país una de las causas de la deforestación es el cambio de uso de la tierra, en donde las actividades agrícolas (especialmente de subsistencia) tienen gran incidencia.  Por lo que estos seguros también apoyarán la protección de la biodiversidad, ya que promueven que los agricultores no tengan que migrar en busca de nuevas áreas de cultivo (que en la mayoría de los casos se encuentran en áreas boscosas de alta biodiversidad). 

Se estima que en el país hay más de 560,000 pequeños productores que son susceptibles de ser atendidos por un seguro agrícola[10]. Pero debido a que en la mayoría de los casos se trata de pequeños productores que no pueden pagar para asegurar sus cultivos, se requiere que en el país se desarrolle un seguro diferenciado que les permita asegurar sus cosechas, y que por sus condiciones socioeconómicas sea subsidiado por el Estado de Guatemala. Esta situación ha hecho que el gobierno, considere al seguro agrícola verde como una prioridad.

Es por esto que de manera conjunta la Iniciativa Finanzas para la Biodiversidad -BIOFIN- del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- y el Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación -MAGA- se plantea la implementación de un seguro agrícola verde que les permita a los productores asegurar sus cosechas, al mismo tiempo que sirve como una estrategia para reducir la presión sobre la biodiversidad.

Estas acciones contribuyen a dar cumplimiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible: ODS 2 Hambre Cero, ODS 8 Trabajo decente y crecimiento económico, ODS 10 Reducción de las desigualdades, ODS 13 Acción por el Clima, ODS 15 Vida de Ecosistemas Terrestres y el ODS 17 Alianzas para lograr los Objetivos.

BIOFIN es una iniciativa financiada por la Unión Europea, Alemania, Suiza, Noruega y Flandes, y es un proyecto de ejecución directa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD-, en 35 países piloto. En Guatemala cuenta con un Comité Directivo Técnico y de Alto Nivel, conformado por los tomadores de decisiones de las siguientes entidades públicas: la Secretaría de  Planificación y Programación de la Presidencia –SEGEPLAN-, el Ministerio de Finanzas –MINFIN-, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales –MARN- y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas –CONAP-.

Conoce más sobre BIOFIN-Guatemala en: https://www.biodiversityfinance.net/guatemala.


 

[1] Eckstein, D., Künzel, V., & Schäfer, L. (2018). GLOBAL CLIMATE RISK INDEX 2018. Who Suffers Most From Extreme Weather Events? Weather-related Loss Events in 2016 and 1997 to 2016. Bonn: Germanwatch e.V. 

[2] Mapplecroft. (2014). Índice de vulnerabilidad y adaptación al cambio climático en la región de América Latina y Caribe. Banco de Desarrollo de América Latina. Corporación Andina de Fomento.

[3] Imbach P, M. L. (2012). Modeling potential equilibrium states of vegetation and terrestrial water cycle of Mesoamerica under climate change scenarios. Hydrometeor, 13(2), 665–680.

[4] CEAB-UVG,MARN, PNUD. (2018). Protocolo metodológico para la elaboración de los mapas de áreas sensibles ambientalmente a la degradación /desertificación ASAD para Guatemala. Guatemala

[5] CEPAL. (2015). CEPAL - Repositorio digital. Recuperado el 9 de septiembre de 2020, de La economía del cambio climático en América Latina y el Caribe: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/37310/4/S1420656_es.pdf

[6] CEPAL. (2018). CEPAL - Repositorio digital. Recuperado el 10 de septiembre de 2020, de La economía del Cambio Climático en Guatemala: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/43725/1/S1800650_es.pdf

[7] op. cit.

[8] FAO. (2018). Cambio Climático y seguridad alimentaria y nutricional América Latina y el Caribe. Santiago.

[9] PNUD. (2018). BIOFIN. Recuperado el 10 de septiembre de 2020, de Gasto público en cambio climático: https://www.biodiversityfinance.net/index.php/knowledge-product/gasto-publico-en-cambio-climatico

[10] Zenteno, Y. (2016). Estudio de viabilidad, el potencial de los mecanismos de cobertura de riesgos crediticios en Guatemala relacionados con la adaptación al cambio climático. Guatemala: MARN, Adaptation Fund, PNUD.

Icon of SDG 02 Icon of SDG 08 Icon of SDG 10 Icon of SDG 13 Icon of SDG 15 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global