Fotografía: PNUD Guatemala / Juan Luis Sacayón

La costa del Pacífico de Guatemala presenta una gran diversidad de ecosistemas acuáticos de suma importancia ambiental, cuyos humedales y manglares son fundamentales para conservar la biodiversidad y promover medios de vida para un desarrollo sostenible. El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP); en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial y Wildlife Conservation Society (WCS), apoyan la reactivación económica y el desarrollo local, con especial énfasis en la juventud, mediante el impulso del turismo y el manejo sostenible de los recursos naturales en el Parque Nacional Sipacate - Naranjo.

 

Guatemala 22 de noviembre de 2021.- Los desafíos planteados por el cambio climático y los riesgos exacerbados por la pandemia de COVID-19, son de largo alcance y complejos; resultando en el retroceso en la lucha contra la pobreza y la pobreza extrema a nivel global.

Según el Índice global de Pobreza Multidimensional[1] (IPM), que analiza cómo las personas experimentan la pobreza, más allá de los ingresos, muchas personas se están quedando atrás en dimensiones clave del bienestar como salud, educación y nivel de vida. Según el análisis, el panorama general indica que alrededor de 1,300 millones de personas en el mundo viven en pobreza multidimensional: aproximadamente, la mitad son menores de 18 años; el 84% viven en zonas rurales y uno de cada tres niños es multidimensionalmente pobre, en comparación con uno de cada seis adultos.

El análisis revela que las personas que viven en la pobreza multidimensional han sufrido los peores impactos de la pandemia. Tanto la región latinoamericana, como Guatemala, se encuentran en un momento único de inflexión, no solo respecto a cómo los países se recuperan de la pandemia, sino a cómo salir de esta crisis haciendo las cosas mejor, más rápido y de manera innovadora.

Hoy se llevó a cabo la visita de campo para conocer el Proyecto ‘Creación de Capacidades en Ecoturismo Comunitario para Jóvenes de Comunidades del Parque Nacional Sipacate-Naranjo’; en la cual se conocieron los resultados obtenidos en la creación de capacidades locales en ecoturismo comunitario para jóvenes de estas comunidades, entre los que destacan:   

·       Se han generado las condiciones para promover el turismo sostenible en las comunidades Rama Blanca, Sipacate, El Naranjo, Empalizada y El Paredón, Escuintla, las cuales contribuyen con la mejora del desarrollo socioeconómico de más de 15 mil personas.

·       Más de 30 jóvenes han sido certificados por el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (INTECAP) y avalados como guías comunitarios por el Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT) en temas de biodiversidad y aviturismo;

·       Más de 200 personas (docentes, líderes locales, jóvenes, niñas y niños) conocen la importancia de la conservación de humedales y aves migratorias en el área protegida del Parque Nacional Sipacate-Naranjo;

·       Más de 10 jóvenes de las comunidades locales participan activamente en el programa piloto de monitoreo comunitario de aves acuáticas en el Parque Nacional Sipacate-Naranjo;

·       Más de 15 jóvenes forman parte del club de aviturismo comunitario, creado en coordinación con la Municipalidad de Sipacate, y dan guías a turistas de todo el mundo interesados en avistamiento de aves y vida silvestre;

·       Se crearon alianzas estratégicas con instituciones clave como el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), la Municipalidad de Sipacate, COCODES, INTECAP, etc. En el futuro próximo, se espera continuar forjando más alianzas con otros socios para el fortalecimiento del proyecto.

·       Por primera vez, se creó una guía de aves de la Costa del Pacífico de Guatemala, escrita en español, que permite la identificación de más de 150 especies que se observan en el área.

Ubicada en el departamento de Escuintla, la zona costera de Sipacate-Naranjo es una de las áreas de alto valor social, económico y ambiental del Pacífico de Guatemala. Cuenta con ecosistemas variados como los manglares, clave para el crecimiento de camarones y peces y fundamentales para la economía local. Posee sitios únicos como la Poza del Nance y es un sitio de descanso y alimentación para más de 200 aves migratorias.

Ludim Hernández, comunitario de Sipacate, comentó que “es un gran apoyo el que nos están dando. Realmente aprende uno muchas cosas que no sabíamos. Tenemos que cuidar el hábitat de las aves, porque es algo muy preciado lo que tenemos acá”.

“Desde el MARN nos comprometemos a dar seguimiento y continuar trabajando en conjunto con todas las instituciones y autoridades para brindar educación ambiental y fortaler capacidades que permitan que los jóvenes interactúen y transformen Sipacate-Naranjo” comentó Ángel Lavarreda, Viceministro de Ambiente y Presidente de CONAP.

Este proyecto, que comenzó en mayo de 2020, está apoyando a las comunidades a lograr una recuperación de la pandemia más rápida, justa y sostenible, garantizando la protección y uso de la biodiversidad como medio para la mitigación y adaptación al cambio climático en áreas protegidas en el litoral del Pacífico. Asimismo, refuerza el avance de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible 1: Fin de la Pobreza; 13: Acción por el Clima; 14: Vida Submarina; y el 15: Vida de Ecosistemas Terrestres.

Ana María Díaz, Representante Residente del PNUD, explicó que “este proyecto demuestra que áreas geográficas con alto valor de conservación pueden ser motores de desarrollo social y económico, mientras se usan sosteniblemente los servicios ambientales como el turismo, sin dejar a nadie atrás”.

Esta visita se realizó en el marco del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en coordinación con Wildlife Conservation Society (WCS); con el acompañamiento de autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), la Municipalidad de Sipacate y el Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT).

Fernando Palomo, Subsecretario Ejecutivo del CONAP, indicó que ‘continuamos trabajando para lograr la conservación de la diversidad biológica, su uso sostenible y la distribución justa y equitativa de sus beneficios para aportar al desarrollo de las comunidades locales. Reconocemos la labor de las comunidades, al ser las mejores aliadas en la conservación de los recursos naturales. Como ente rector de la diversidad biológica en Guatemala reiteramos nuestro apoyo y compromiso a estas iniciativas interinstitucionales, con el objetivo de innovar procesos de manejo sostenible para garantizar los medios de vida de la población’.

Por último, José Moreira, Coordinador del Programa Marino, WCS Guatemala concluyó que “el respaldo comunitario es muy importante para seguir impulsando la conservación y manejo sostenible de la diversidad biológica en la zona marina y costera del Pacífico. El trabajo articulado y las sinergias institucionales contribuyen al fortalecimiento de la gobernanza y medios de vida de las comunidades locales”.

 

[1] IPM. Disponible en línea aquí: https://www1.undp.org/content/undp/es/home/news-centre/news/2021/el-indice-de-pobreza-revela-profundas-desigualdades-entre-grupos.html

 

Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Icon of SDG 01 Icon of SDG 13 Icon of SDG 14 Icon of SDG 15

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guatemala 
Ir a PNUD Global